opinión

DE ZURDA

Por Andrés Cánepa

jueves 22 de noviembre, 2018

En Rosario, hace unos meses, se empezó a gestar un gran frente político para enfrentar a Cambiemos en 2019. Ese mismo frente, integrado por el PJ, el Frente Social y Popular, Ciudad Futura e Igualdad y Participación, podría replicarse a nivel provincial. Ya hubo reuniones y todo indica que va sobre rieles.

Omar Perotti cedió y se concretó una reunión para charlar y encontrar puntos en común en la política santafesina entre distintos sectores políticos. La idea que tienen es armar un gran frente, similar al método que se ha utilizado en el Frente Progresista en su momento, para ser una alternativa seria y competitiva de cara a los sufragios del año próximo. Tanto en Rosario como en la provincia.

María Eugenia Bielsa es una actriz fundamental en este armado. Le solicitó en un encuentro previo a Perotti que deje arrimar a los grupos políticos afines a ella, externos al peronismo. Y a partir de este primer acercamiento se puede organizar un espacio de acuerdos para gobernar la Provincia.

Otro dirigente fundamental para que esto se dé fue Armando Traferri, senador provincial por el departamento San Lorenzo y jefe de bloque del peronismo en la Cámara alta de la Legislatura. Es un nombre importante en el armado territorial y viene insistiendo con la apertura del PJ hace años. Ahora Perotti sabe que si quiere llegar primero deberá sortear una interna fuerte contra Bielsa y algunos otros grupos políticos que integrarían esta coalición.

Carlos Del Frade por el Frente Social y Popular, Juan Monteverde por Ciudad Futura y Rubén Giustiniani por Igualdad y Participación también se sentaron en esa mesa y eso hace pensar que la idea es replicar el espacio de Diálogos Abiertos en Rosario.

Del Frade cierra su mandato como diputado provincial y según sabemos quiere repetir. Por lo cual podría haber alguna otra figura compitiendo por su espacio. Celeste Lepratti también finaliza su concejalía y hay que ver qué es lo que quiere, aunque no descartan que pueda ser ella la que compita en la categoría a gobernador.

Juan Monteverde tiene 3 posibilidades: repetir como concejal –termina su mandato en 2019-, ser candidato a intendente o ser candidato a gobernador. Sin embargo, la extrema cercanía con María Eugenia Bielsa hace pensar que no ponga un candidato a gobernador y que apoyen a la ex vicegobernadora.

Giustiniani también tiene en su espacio a otros dirigentes, aunque lo natural sería que él sea el que encabece una lista en las PASO. Termina su mandato en 2019 como diputado provincial y también tiene intenciones de seguir en la Cámara baja. Tampoco descartan apoyar a algún tercer en esa categoría.

Por lo cual, la interna grande en la categoría a gobernador sería Perotti – Bielsa. Detrás de Perotti todo el peronismo territorial y dirigencial, detrás de la hermana del Loco todos los grupos políticos satelitales y su peso propio.

“Es una primera cita”, me dijo alguna vez un dirigente cuando fue la primera reunión de Diálogos Abiertos. Los encuentros siguen apareciendo y nos vamos a tener que ir acostumbrando a este nuevo espacio político que se va gestando.

La izquierda parece tener, de una vez por todas, voluntad de gobernar, cosa que no pasa siempre, y el peronismo encontró aliados necesarios para no dividir votos contra Cambiemos. La alternativa es de zurda.

Comentarios