Preso en Ezeiza

De Vido empezó a hablar desde el aislamiento y la oscuridad


Pasaron seis días desde que el ex ministro de Planificación K, Julio De Vido, durmió por primera vez en la cárcel de Ezeiza, y varias figuras políticas tiemblan por las cosas que pueda revelar desde el aislamiento y la oscuridad. Hoy, el ex funcionario kirchnerista acusado del desvío de $270 millones correspondientes a obras en la mina de carbón de Río Turbio, dio a conocer una carta en la que no sólo afirma que en Argentina “no hay Estado de derecho”, sino que le responde con ironía a quien en su momento fue muy cercana: Cristina Fernández de Kirchner.

“Como todo tiene que ver con todo, días anteriores a mi arbitrario e ilegal pedido de detención ocurrió algo que sin duda alguna tuvo una particular influencia en los medios y no dudo que también en el Congreso”, escribió en la carta a la que tituló "La mano en el fuego", ironizando sobre las últimas declaraciones radiales de la ex mandataria. Y en esa línea, siguió: "Alguien dijo, al ser consultada sobre mi gestión, que no ponía las manos en el fuego por nadie salvo por su entorno familiar íntimo; todo muy simultáneo; todo muy coincidente;  demasiado explícito".

"Seguro no me quemaré las manos"

No obstante, fue en el último párrafo donde el ex funcionario deja entrever la molestia que le generaron las declaraciones de Cristina en los medios. “Si quieren saber dónde estoy, estoy donde estuve siempre, al lado de Néstor Carlos Kirchner, quien continuó y profundizó la obra de Juan Perón. Aquí estoy y estaré hasta el fin de mis días. Aquí estoy, seguro no me quemaré las manos".

Lea más: Todavía no se conoce dónde cumplirá De Vido su prisión preventiva

Otra de las cosas que manifestó en el escrito, es que él está preso “sin juicio ni condena previa” y lanzó que existen “hipócritas de uno y otro lado que miran hacia el costado”. Y amenazó: “Sino, pregúntenmelo a mí". Con un tono despechado, siguió: "Estoy detenido sin juicio previo en dos causas por delitos que no están probados, y de los que nunca pude haber sido el actor por falta de acción. (…) Es decir, que con las misiones y funciones que me atribuía la ley, aunque se hubieran cometido, yo nunca los hubiera podido cometer", argumentó.

Contrariamente a como Cristina Kirchner evitaba hablar de las causas de sus funcionarios cuando era presidente, durante esta campaña por las elecciones legislativas se desvinculó de su ex ministro de Planificación al decirle al periodista Alejandro Bercovich: "Las manos en el fuego no las pongo ni por De Vido ni por nadie. Las manos en el fuego, por mí y por mis hijos, por nadie más".

Lea más: Así es el hospital de Ezeiza donde duerme Julio De Vido

En tanto, De Vido permanece detenido en el Penal de Ezeiza, donde ya se le realizaron exámenes físicos por su insulina dependencia. Los resultados fueron normales por lo que sería trasladado a una celda. El ex funcionario se entregó en los tribunales de Comodoro Py tras el dictamen favorable para su desafuero.

x
Paladini flotante