OPINIÓN

De submarinos, bomberos voluntarios y patriotas

martes 28 de noviembre, 2017

Submarinistas por vocación.

Foto: Archivo

La pérdida de un submarino en las aguas del Sur Argentino es una lamentable noticia que nos llena de dolor.

Personas movidas por su vocación de servicio y que abrazaron la marina como su profesión y estilo de vida, han encontrado un final sombrío producto de una falla o un accidente según se sabrá con el tiempo.

¿Por qué nos duele tanto a los argentinos? Porque sabemos que se trata de jóvenes imbuidos de amor a su profesión y a su Patria,  porque han sido víctimas de hechos donde la Naturaleza impone la supremacía y donde la pericia humana queda relegada a segundo plano. Además  estos jóvenes podrían ser nuestros hijos o nuestros amigos.

Es cierto que las personas que abrazan esta carrera son conscientes de que un día puede suceder un accidente y  quitarles la vida. Pero nadie lo asume realmente hasta que ello ocurre.

Vaya en estas columnas nuestro homenaje a las personas que dan su vida por una vocación asumiendo sus consecuencias sin doblegarse.  Por eso el submarinismo es una carrera voluntaria, como es el caso de los bomberos.

La sociedad no puede funcionar sin bomberos , como tampoco puede funcionar sin submarinos. Pero todos sabemos que esas profesiones no son para cualquiera.

Disposición a arriesgar su vida, gran vocación de servicio, temple para enfrentar la adversidad, y profundo amor por la gente, son condiciones necesarias para enrolarse en estas profesiones.

¡Gracias queridos compatriotas por enaltecer la condición humana, con desinterés y vocación de servicio!

Comentarios