PARAGUAY Y SANTA FE

De película: robo y persecución en moto terminó con dos personas detenidas

Un empleado policial y un delincuente resultaron heridos tras el hecho.

Redacción Rosario Nuestro

martes 1 de enero, 2019

Foto: Archivo.

Un robo de dispositivos electrónicos inició una impresionante persecución por las calles de Rosario. Todo comenzó en la zona centro, más precisamente en Paraguay y Santa Fe, cuando dos hombres en moto le sustrajeron a una pareja dos teléfonos celulares.

Personal de la Brigada Motorizada oyó por la frecuencia operativa la denuncia de este delito y  en Güemes y Francia observaron “a dos masculinos con mismas características”, adelantaron fuentes policiales.

Al notar la presencia de los uniformados, aceleraron el vehículo tratando de escapar, iniciando una persecución. En calle Gorriti el conductor de la moto que se fugaba arrojó “varias patadas” con la intención de hacer caer al empleado policial que intentaba detenerlo.

Tras fracasar en su intento, la persecución continuó hasta avenida Alberdi, entre calles Don Orione y Gorriti. Allí el acompañante de la moto descendió del rodado y continuó la huida a pie, mientras que en paralelo su cómplice aceleró la motocicleta y chocó intencionalmente al efectivo de la Motorizada provocándole varias lesiones en su cuerpo.

Sin embargo, producto del choque, quien manejaba la motocicleta quedó detenido. Fue identificado como Héctor L., de 32 años. En la requisa le secuestraron dos celulares y una billetera.

El policía que persiguió a los ladrones logró reponerse y salió en búsqueda del otro sujeto que había escapado a pie, informando a la central el recorrido del delincuente.

En Mar del Plata y Cándido Carballo, personal de la policía comunitaria logró detener al segundo ladrón. Le secuestraron un celular y fue identificado como Manuel B., de 18 años, siendo trasladado a la Comisaría 2da.

Fuentes policiales agregaron que en Alberdi y Don Orione observaron sobre el cantero central ‘una llave tipo perro de unos veinte centímetros de largo’, elemento arrojado por L. Hector antes de ser arrestado.

A raíz de esta saga de película, personal médico debió atender y realizarle curaciones al policía que persiguió a los dos hombres que intentaron escapar y también a uno de los implicados en el hecho delictivo. Ninguno tuvo lesiones de gravedad.

Comentarios