Cutis: hábitos aliados


Existen tres principales tipos de cutis y estos son: graso, seborreico o alípido. El primero presenta comedones sólo en la zona de frente, nariz y mentón.

Las pieles seborreicas presentan comedones en todo el rostro y la alípida se caracteriza por una escasa producción de sebo, lo que se traduce en comedones ausentes.

Para tratarla es importante identificar qué tipo de piel tenemos.

Los factores que son importantes

  • Uso de cosméticos: las pieles muy maquilladas requieren usar productos específicos para retirar los cosméticos. Generalmente se indica un sérum para ojos y labios.
  • Exposición al sol: es otro factor determinante. Las pieles expuestas al sol presentan manchas, deshidratación, sequedad y hasta quemaduras. El uso del protector solar factor 50 se recomienda utilizar durante todo el día y repetirlo cada dos o tres horas.
  • Cigarrillo y diuréticos: su consumo favorece la deshidratación generando una piel reseca.
  • Agua: lo ideal es consumir al menos un litro y medio por día. Si cuesta mucho, sumar jugos sin azúcar, bebidas light, etc.
  • Actividad física y descanso: son dos hábitos aliados a la buena salud. Dormir al menos 7 horas diarias y realizar ejercicio es fundamental para lucir una piel óptima.

Ritual de cuidado básico

  1. Si estamos en presencia de mucho maquillaje, retirarlo con un sérum demaquillante para ojos y labios en dos algodones. Enjuagar.
  2. Limpiar el rostro con una leche de limpieza. Colocar con la yema de los dedos y retirar con esponjas humedecidas en agua.
  3. Luego colocar loción astringente en dos algodones. Este tipo de lociones son bactericidas y complementan la limpieza. Friccionar en todo el rostro. No enjuagar.
  4. Colocar un tónico refrescante en el rostro con dos algodones humedecidos en el producto. No retirar.
  5. Elegir una crema de textura liviana. Lo ideal es que sea recomendada por un especialista quien evaluará el tipo de piel presente.