CRIMEN Y JUSTICIA

Curas abusadores del Próvolo: un monaguillo se declaró culpable y lo condenaron a 10 años

Se trata del ex empleado administrativo Jorge Bordón, quien confesó ser el autor de once hechos contra cinco víctimas.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 26 de septiembre, 2018

La causa que investiga abusos sexuales a menores ocurridos en el Instituto Antonio Próvolo de la localidad mendocina de Luján de Cuyo tiene a su primer condenado. Se trata del monaguillo y ex empleado administrativo Jorge Bordón, uno de los seis implicados y acusados por ex alumnos del establecimiento religioso para chicos sordos e hipoacúsicos.

Bordón, de 55 años, está detenido desde noviembre de 2016. Había sido imputado por los delitos de abuso sexual agravado y episodios de corrupción, totalizando once hechos en su contra sobre cinco víctimas. Este martes, tras acordar un juicio abreviado, se declaró culpable y recibió 10 años de sentencia, el mínimo legal de la pena.

El fiscal Gustavo Stroppiana explicó que la defensa propuso un arreglo en el que se reconocía la responsabilidad penal y la calificación legal de la denuncia. La parte acusadora aceptó y “el Ministerio Público accedió a la petición, por la edad y su familia. Así se lo hizo saber y fue condenado”, señaló el funcionario judicial.

“Al acordar el juicio abreviado, le ahorramos al imputado el juicio y la posibilidad de una condena más alta (el máximo previsto por la ley para estos delitos es de 50 años)”, apuntó al diario Los Andes el abogado defensor Maximiliano Legrand, quien además agregó que su defendido quedó “conforme” con el fallo.

Desde que se radicaron las denuncias, el establecimiento permanece cerrado

De esta manera, Bordón cumplirá la condena en la cárcel de Boulogne Sur Mer, prisión en la que se encuentra alojado desde que fue detenido. Dentro de tres años, una vez que haya cumplido la mitad de la condena, podrá solicitar el régimen de salidas transitorias.

Por su parte, desde el lado de la querella, el letrado Oscar Barrera destacó lo ocurrido, ya que “de esta manera queda confirmado que las víctimas no mienten, que los chicos han dicho la verdad durante todo el proceso”.

El caso, caratulado como “abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante agravado por la situación de guarda y la convivencia en concurso con corrupción de menores”, fue elevado a juicio en mayo pasado pero aún no se definió la fecha de inicio del debate.

En el banquillo de los acusados se sentarán los curas Nicola Corradi (82 años) y Horacio Corbacho (56) y el empleado administrativo Armando Gómez (46). En total, fueron más de 60 ex alumnos del instituto los que denunciaron haber sido abusados.

 

FUENTE: INFOBAE

Comentarios