ALARMANTE

Crítica situación de jardines de infantes: “Todas las instituciones de Rosario están en riesgo de cierre”

Desde el sector afirman que van a "exigirle al Estado que se haga cargo de los salarios docentes".


Una vez más, representantes de jardines maternales y de infantes dejaron de manifiesto su reclamo frente a la crítica situación que atraviesan, con la imposibilidad de poder abrir sus puertas desde el inicio de la pandemia. Advierten que de no tener un subsidio importante por parte del gobierno provincial, "todas las instituciones de Rosario están en riesgo de cierre". 

Este jueves volvieron a ubicar carpas en la Plaza San Martín como lo hicieron hace una semana atrás a modo de manifestación y para hacer visible su protesta que lleva cinco meses sin las respuestas esperadas. “Así va a ser todos los jueves desde las 10 hasta las 16 realizando distintas actividades de difusión de nuestra problemática. Todos los jueves va a haber un tipo de demanda diferente”, le contó a Rosario Nuestro Viviana Burelli, uno de las docentes presentes.

“En este caso en el día de hoy (por este jueves) le estamos mostrando a la sociedad y sobre todo al Estado es en qué tenemos que ocuparnos para poder subsistir. La asistencia que el Estado provincial nos está dando no nos alcanza, tenemos que vender empanadas, pizzas, distintos emprendimientos para poder seguir pagando los salarios docentes, los alquileres e impuestos que nos siguen llegando”, continuó.

Consultada sobre el avance que representó el hecho de reconocer a los jardines como instituciones educativas, señaló: “La situación de los jardines particulares, a partir del domingo es diferente, porque el gobierno de la provincia reconoció que somos instituciones educativas, que estamos amparados en la ley de educación y en un registro de una ley provincial, para nosotros es muy importante ese reconocimiento”.

Por lo tanto, en este nuevo escenario, aseguró: “Vamos a exigirle al Estado provincial que se haga cargo de los salarios docentes, necesitamos que cubra los restos de ATP y cubra los salarios, porque ya no los podemos pagarlos más y toda esa gente se va a quedar sin trabajo. Hace 150 días que no podemos abrir nuestras puertas”.

Burelli dejó en claro cuáles pueden ser las consecuencias de persistir esta crisis: “Absolutamente todas las instituciones de Rosario y alrededores están en riesgo de cierre, es por eso la desesperación que tenemos, la necesidad que se contemple la educación de la primera infancia y necesitamos que el Estado se haga cargo de una vez por todas de esta situación. Entendemos la situación epidemiológica pero no podemos seguir estando en esta situación, los jardines van a terminar cerrando y esa función tan importante de la educación de la primera infancia el Estado no la tiene contemplada”.

x
Paladini flotante