¿qué hará el 9?

Crece la incertidumbre por el futuro de Marco Ruben y en Central empiezan a barajar opciones

Mientras el referente aseguró que se tomará un tiempo más para responder al ofrecimiento para renovar, tomaron fuerza los nombres de dos ex canallas para reemplazarlo si finalmente cuelga los botines.


La situación que mantiene en vilo a todo el Mundo Central es la del futuro de Marco Ruben. Desde hace varios días, el referente tiene en su poder la oferta del club de Arroyito para renovar el contrato que venció el pasado 30 de junio por 18 meses, pero avisó que esperará un tiempo más para responder debido a que primero quiere tener certezas de cómo y cuándo se volverá, primero a entrenar, y luego a jugar en Argentina. También está el acuerdo económico, aunque desde el seno de la dirigencia confían en que se podrá achicar cualquier diferencia que haya desde ese aspecto si el deseo de prolongar el ciclo es mutuo.

Mientras tanto, la incertidumbre sigue creciendo y los directivos comienzan a barajar opciones por si acaso el atacante de Fray Luis Beltrán anuncia que declina la propuesta y se retira de la actividad profesional. Una alternativa es intentar la renovación de uno de los jugadores cuyo préstamo finalizó y que, si estuviera Ruben confirmado dentro del plantel de Cristian González, no se haría el esfuerzo económico para conseguir otra cesión. Se trata de Sebastián Ribas, que volvió a Lanús, club dueño de su pase.

Además, en medio de las dudas sobre lo que hará el jugador que anotó 5 goles en los últimos tres partidos que disputó Central (tres a Arsenal, uno a Argentinos y otro a Colón), dos ex delanteros canallas manifestaron sus deseos de volver al club. Uno de ellos es un viejo anhelo desde que se fue en 2017: Teófilo Gutiérrez. El colombiano de 35 años tiene contrato en Junior de Barranquilla hasta junio de 2021, pero les hizo saber a los directivos auriazules que tiene muchas ganas de un nuevo ciclo en Arroyito y podría forzar su salida.

También se conoció en las últimas horas que Milton Caraglio tendría el mismo deseo de Teo de volver a ponerse la camiseta azul y amarilla. El delantero de 31 años, que confirmó la semana pasada que se contagió de coronavirus aunque remarcó que está en perfecto estado de salud, milita actualmente en Cruz Azul de México, donde tiene vínculo hasta el 30 de junio del año que viene. En su caso, su partida del elenco podría ser más sencilla en enero, aunque si el Kily da el OK, podría haber alguna chance para que lo consiga en este especial mercado de pases que apenas comienza.