Pandemia

Coronavirus en Santa Fe: murió una mujer y se convirtió en la séptima víctima fatal

El decesos se produjo el lunes, pero en las últimas horas se confirmó que la fallecida era positiva por Covid-19.


Una mujer de 93 años murió este lunes en Venado Tuerto por coronavirus y se convirtió en la séptima víctima fatal de la provincia a causa de la enfermedad. Según las primeras informaciones, la fallecida ingresó en grave estado por un cuadro respiratorio agudo al Hospital Gutiérrez el domingo, donde finalmente se produjo el deceso. Se confirmó este martes que era positiva por Covid-19.

Según consignaron fuentes oficiales, la noche del 7 de julio se confirmó el diagnóstico de Covid 19 de una paciente que falleció en la madrugada de ese lunes en el hospital Gutiérrez de Venado Tuerto. Se trata de una paciente de 93 años, oriunda de esa ciudad, que había ingresado el domingo por la tarde al nosocomio con un cuadro de neumonía grave.

Además, precisaron que en el marco del protocolo vigente se realizó el estudio correspondiente a coronavirus. Tras el resultado positivo, se tomaron todas las medidas de aislamiento a los contactos estrechos y se está realizando la investigación epidemiológica de la fuente de contagio.

De acuerdo al diario El Litoral, la mujer residía en un geriátrico, por lo que las autoridades deberán realizar un seguimiento epidemiológico profundo.

Situación epidemiológica en Santa Fe y Rosario

Así las cosas, Santa Fe totaliza 450 casos de coronavirus y siete muertes. El último fallecido también pertenecía a Venado Tuerto. Se trató de un hombre de 67 años que padecía múltiples comorbilidades. Además, en esa misma ciudad se registró un brote en el sanatorio San Martín por un médico de Pergamino que realizaba guardias en Buenos Aires.

La mayoría de los contagios están asociados a personas que viajan al AMBA por asuntos laborales y a sus contactos estrechos. Más del 90 por ciento de los infectados en el país corresponden a Buenos Aires.

En Rosario se reportaron dos casos este martes, aunque por el momento no existe circulación comunitaria, lo mismo que en el resto de la región. Las autoridades provinciales y municipales intentan controlar los brotes registrados en distintas localidades y evitar la circulación interprovincial en ese sentido para evitar un desmadre en meses que se avizoran críticos.