pulgar arriba

Controles en bares y restaurantes: autoridades aseguran que se cumplieron los protocolos este fin de semana

Las inspecciones a los locales gastronómicos arrojaron en este caso buenos resultados, según la provincia. “Hemos notado un relajamiento en la calle, cuando la gente va y no tiene la mesa, se queda toda junta en la calle y no aplican el distanciamiento", advirtieron.


Tras la clausura de bares y restaurantes, sumado a denuncias por incumplimiento de normas, que se registraron en fines de semana anteriores, en el último la situación fue distinta. Las inspecciones realizadas a los locales gastronómicos de la ciudad tuvieron en este caso resultados positivos, según indicaron las autoridades provinciales y municipales que estuvieron a cargo de las mismas. Destacaron que el cumplimiento del protocolo dentro de los establecimientos es total, mientras que los inconvenientes son las filas de las personas que esperan por su mesa.

En cuanto a cómo se dividen la tarea de los controles entre el municipio y la Provincia, el subsecretario de Fiscalización de la cartera laboral, Facundo Osia, explicó: “Hemos ido a fiscalizar lo que son los protocolos laborales, el cumplimiento de las medidas de seguridad para con los trabajadores, sus condiciones de higiene, el distanciamiento. Por el lado de la Municipalidad ha ido por el tema del factor ocupacional de los lugares, el tema del control del horario, para no ir en varios inspecciones al mismo lugar y hacerlo de forma coordinada”.

Los resultados fueron muy positivos, a excepción de alguna falta de documental de algún tipo de registro, en los hechos los trabajadores tenían todas las medidas de prevención y protección necesarias. En el caso de la Municipalidad, no detectaron grandes fallas. Fue muy positivo el tema de bares y restaurantes este fin de semana”, destacó el funcionario y añadió: “Hemos notado un relajamiento en lo que es la calle, lo que pasa con los bares y restaurantes que se hace la idea que no se cumple algo, es que la gente pide la reserva y cuando va y no tiene la mesa, la gente se queda toda junta en la calle y no aplica el distanciamiento necesario, pero adentro de los bares sí se cumple el protocolo. Podría haber un ordenamiento, pero es más una cuestión social”.