VIDEO

Conmoción: detuvieron a un futbolista acusado de asesinar a un colega en una pelea callejera

Nahuel Oviedo, jugador de San Telmo, está señalado por el crimen del arquero Nahuel Espíndola.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 23 de julio, 2018

Las imágenes de las cámaras de la ciudad de Hurlingham muestran parte de la escena que terminó en muerte. El hecho ocurrió este domingo por la madrugada, cuando el ex arquero de Almagro, Facundo Espíndola, fue acuchillado en una pelea callejera a la salida de un bar. La víctima tenía 25 años. Por el crimen hay dos detenidos, uno de ellos el futbolista de San Telmo, Nahuel Oviedo.

Las calles de la avenida Jauretche 1001 fueron el escenario de la riña. Espíndola y sus amigos salieron de un bar de la zona y caminaban por la calle a los gritos, cantando, cuando antes de las 7 de la madrugada se acercaron dos personas en un Peugeot 306 blanco. El conductor detuvo la marcha y le dijo al arquero y sus amigos: “No te parece que gritás mucho”.

Esa pregunta fue la disparadora de la posterior pelea que terminó de forma trágica. En el interior del vehículo, en el asiento del acompañante, viajaba el futbolista de San Telmo, Nahuel Oviedo Betancourt. El delantero de 28 años, que ya tenía antecedentes por robo, está acusado de ser la persona que apuñaló a Espíndola.

“Lo atacaron de una puñalada y escaparon. Murió prácticamente en el acto”, explicaron al diario Clarín fuentes del caso. Las cámaras de seguridad de la zona registraron parte de la pelea y fueron claves para identificar a los involucrados.

Tanto el conductor como Oviedo están acusados de “homicidio simple”, aunque para la Justicia fue el futbolista quien asesinó a su colega. La policía halló un cuchillo a 16 cuadras del lugar del hecho, presuntamente utilizado en el crimen.

Varias fuentes indican que Espíndola y Oviedo no tenían ningún vínculo. El rostro del arquero y el del delantero se cruzaron por primera vez el pasado domingo, cuando todo terminó de la peor manera.

“Estamos hechos mierda a nivel familiar. No es justificable lo que se hizo. Es algo salvaje. Sea la discusión que sea, a mi hermano no me lo devuelve nadie”, se lamentó Jorge Espíndola, el hermano de la víctima, durante esta madrugada en la puerta de la cochería Cetera, en Villa Lynch.

“No sé nada de lo que pasó, no tengo idea de nada. Están los videos que los vimos todos y nada más. Ahora quiero que respeten mi dolor y el de mi familia y que se haga justicia”, agregó el hermano del arquero.

Comentarios