ESPERAN LA HABILITACIÓN

Con protocolo detallado y presentado, los shoppings rosarinos esperan por la aprobación de Provincia y la Municipalidad

Pretenden que les otorguen el permiso para volver a funcionar y aprovechar las ventas por el Día del Padre. "Sería un alivio para nuestros locatarios", aseguraron.


Si bien todavía los shoppings no fueron incluidos dentro de las actividades que el intendente Pablo Javkin anunció este miércoles que regresarán a su funcionamiento, hay mucha expectativa en el sector en que esto suceda pronto y de hecho pretenden que sea con el tiempo adecuado para poder aprovechar las ventas del Día del Padre.

Al respecto, Florencia Cortés, gerente del Alto Rosario, uno de los centros comerciales más importantes de la ciudad, contó: “Estamos trabajando a partir del decreto de hace dos días, con el armado de los protocolos de cada uno de nuestros locatarios y el armado de nuestro protocolo que ya se presentó. Estamos ahora esperando la última reglamentación de parte del gobierno provincial y municipal para ver cuándo podemos poner fecha y levantar las persianas”.

“Falta la reglamentación del gobierno provincial y municipal para poder asegurarnos y ver si podemos tener ventas del Día del Padre o no. Sería importante para darle un respiro a nuestros locatarios un poco de respiro y que no esté toda la temporada perdida”, continuó.

Consultada sobre cuán importante fue el perjuicio económico que arrojó la pandemia para este shopping, aseguró: “Son millones los que se perdieron, este centro comercial mueve mucha gente, venimos de buenos años más allá que la industria viene caída, pero el centro comercial venía funcionando muy bien. Cuando abramos hay seis locales que no van a poder abrir sus puertas y otros que estaban haciendo obras tuvieron que frenarlas, porque hoy la inversión va por otro lado”.

El riguroso protocolo presentado

En lo que respecta a las medidas que tienen listas para implementar ni bien los habiliten, Cortés remarcó: “Desde hace unas semanas estamos ciento por ciento preparados, desde que abrió el comercio en la ciudad nos pusimos a trabajar para estar listos. Nuestros pasillos están marcados para que haya distanciamiento, que haya una mano para caminar para un lado y para caminar para el otro, los locales tienen una indicación en cada vidriera que limita la cantidad de personas que puedan ingresar por local, además nosotros vamos a controlar la cantidad total del público que ingresa con tecnología que tenemos en todos nuestros accesos, vamos a controlar la cantidad de gente que está dentro del shopping. Vamos a tomar temperatura de las personas que ingresan, alcohol en gel y alfombras sanitarias para los calzados y las puertas quedan abiertas para que la gente no tenga contacto cuando ingrese”.