PANDEMIA

Con la mirada puesta en las provincias, el Gobierno definirá la nueva etapa de aislamiento

Localidades de Jujuy, Santa Cruz, Tierra del Fuego, La Rioja, Salta y Santiago del Estero, al igual que el AMBA, mantienen desde el 16 de este mes el aislamiento social, preventivo y obligatorio.


El Gobierno definirá entre jueves y el viernes la nueva etapa de aislamiento que se iniciará el lunes próximo, luego de analizar con los especialistas y los gobernadores el escenario de propagación del coronavirus en el territorio nacional y la situación epidemiológica en municipios del interior y en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Localidades de Jujuy, Santa Cruz, Tierra del Fuego, La Rioja, Salta y Santiago del Estero, al igual que el AMBA, mantienen desde el 16 de este mes el aislamiento social, preventivo y obligatorio porque su capacidad de respuesta sanitaria estaba en riesgo ante el número creciente de contagios de coronavirus.

Por esa razón, el AMBA no pudo superar aún la fase actual (cumple el segundo período) y zonas de algunas provincias también debieron encuadrarse en un aislamiento más rígido, al evidenciar una rápida duplicación de contagio, luego de tener pocos o ningún caso.

"En el AMBA hay una meseta alta, una estabilidad relativa del número de casos y una estabilidad más sólida en la ocupación de camas y de ingresos a terapia", explicó este miércoles la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y recomendó "redoblar los esfuerzos para sostener ese logro".

Un total de 1.990 personas cursan la enfermedad en unidades de terapia intensiva en todo el país, el 73,4% de ellos en establecimientos de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires; 5,9% en Córdoba y 3,6% en Mendoza, según se indicó en el reporte de esta mañana.

Vizzotti reconoció que el Ministerio de Salud observa "con preocupación la situación del sistema de salud de Jujuy" y trabaja "en la gestión de camas" del departamento rionegrino de General Roca, una de las ciudades más afectadas por la pandemia.

En este contexto, el presidente Alberto Fernández se encamina a mantener la ronda habitual de consultas a especialistas y a los gobernadores, junto al ministro de Salud, Ginés González García, para evaluar el estado epidemiológico en las provincias y qué medidas sostener o profundizar para evitar la propagación del coronavirus hacia nuevas ciudades del interior del país.

De igual manera, esta tarde el gobernador bonaerense Axel Kicillof mantendrá una videoconferencia con los intendentes del interior de la provincia para delinear los pasos a seguir para contener el avance del virus.

Además, Kicillof tiene previsto escuchar mañana, también en forma virtual, a los jefes comunales del conurbano bonaerense y a los expertos que lo asesoran en materia sanitaria.

Este miércoles, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo que, si bien en el AMBA se redujo "la velocidad de ascenso de los casos", es "preocupante" el aumento de contagios en el interior de la provincia y el resto del país.

Para el sanitarista, el dato es "peligroso" porque "no es lo mismo" el sistema de salud en el área metropolitana -más allá de la cantidad de habitantes- que en el interior del distrito, donde "hay menos capacidad", explicó.

En tanto, en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, rechazó este miércoles el protocolo presentado por el gobierno porteño para abrir espacios digitales en las escuelas a partir del 31 de agosto por considerar que el distrito "no cumplía con los niveles de circulación baja del virus" para implementarlo.

"La Ciudad no cumplía con los niveles de circulación bajo del virus para abrir las escuelas", argumentó Trotta y advirtió que tampoco "cumplía con 15 requisitos aprobados por el Consejo Federal de Educación con todas las provincias".

"Se tiene que lograr el despliegue del sistema y no exponer a los chicos", afirmó Trotta sobre el protocolo para abrir "espacios digitales" en las escuelas primarias y secundarias de la Ciudad.

El protocolo establecía un máximo de 15 alumnos por escuela, con turnos y con una estadía máxima de dos horas para cada uno, y según las autoridades de la Ciudad estaba dirigido a quienes por algún motivo no pudieron seguir los estudios a distancia, ya sea por problemas de falta de computadora, acceso a Internet o alguna otra situación familiar.

Sin embargo, el plan había sido rechazado por los gremios docentes, que apuntaron que esta decisión exponía tanto a estudiantes como al personal docente y no docente a la posibilidad de contagio de coronavirus.

En otro orden, la gestión de Horacio Rodríguez Larreta analiza habilitar la actividad gastronómica al aire libre para la próxima fase del aislamiento.

Fuentes del Ejecutivo porteño dijeron que está en agenda la reapertura de ciertas actividades encuadradas en el Plan de Puesta en Marcha en la Ciudad, que comenzará a ser definido entre este miércoles y jueves, junto al Gobierno nacional y el bonaerense.

La administración porteña buscará la aprobación de la gastronomía al aire libre a partir de la autorización a restaurantes y bares que ya tienen mesas y sillas en el exterior de sus locales.

"Será un próximo paso, pero aún no tenemos fecha, lo vamos a discutir con el Gobierno nacional", anticipó Rodríguez Larreta ayer, durante una comunicación virtual con vecinos.

La medida en estudio incluiría el servicio de atención de mozos, una determinada disposición de las mesas para garantizar el distanciamiento físico y algún tipo de "demarcación del espacio público" para evitar las aglomeraciones de personas.