uno de los sectores más golpeados

Cómo será el turismo después de la pandemia en Rosario

"La idea es que quien llegue a Rosario tenga propuestas alternativas hacia diferentes lugares cercanos", dijo el secretario de Turismo de Santa Fe.


El secretario de Turismo de Santa Fe se refirió a qué pasará con el sector en Rosario; uno de los más golpeadas por la pandemia y el aislamiento social y obligatorio. En este sentido, consideró que la ciudad va a mantener un flujo de turistas "un poco más resentido". Además, planean incluir a países limítrofes dentro del abanico de escalas en el aeropuerto, para motivar el turismo local.

"Rosario va a seguir manteniendo un flujo, un poco más resentido y quizás más corporativo, vinculado a negocios, y la idea es que quien llegue a Rosario tenga propuestas alternativas hacia diferentes lugares cercanos", dijo el secretario santafesino, Alejandro Grandinetti.

En ese sentido, señaló que se piensa "en productos religiosos, con tres provincias: San Nicolás, con su virgen; Rosario, con el Padre Ignacio, y Victoria, con los curas benedictinos, y ya estábamos viendo desde las últimas pascuas para armar una suerte de triángulo para unificar".

Grandinetti aseguró en declaraciones a Télam que "el que llegue a Rosario probablemente no va a ir a un shopping, pero sí va a ir a comer un asado a la estaca a 20 o 30 kilómetros a una estancia, o andar a caballo por las islas o a Victoria en una excursión a ver la abadía de los monjes benedictinos".

También mencionó la posibilidad de que el aeropuerto rosarino tenga escalas para países limítrofes, con lo que "se va a convertir en algo competitivo, algo que se puede manejar desde la provincia, porque no pertenece a Aeropuertos Argentina 2000 sino al estado de Santa Fe".

"Rosario era la puerta de salida para la región y queremos que también sea la puerta de ingreso sobre todo de países limítrofes; además podemos sumar Perú y Bolivia como alternativa para que lleguen a la ciudad", manifestó.

La idea, dijo, es que esos viajeros "se queden unos dos días acá, y le podemos subsidiar hasta el 50% de hostería y después pueden ir a Buenos Aires o cualquier lugar de la Argentina".

Grandinetti remarcó que a diferencia de la ciudad de Buenos Aires (CABA), "donde llegan 7 millones de persona por Ezeiza y Aeroparque, en Rosario, si bien teníamos vuelos directos a Brasil, Panamá, Perú, la gran afluencia de público es de CABA, de Córdoba, y de Victoria, Entre Ríos".

"Pese a ser la segunda ciudad más importante de Argentina, que no se enojen los cordobeses, con una gran impronta cultural, que va a tener su propio público, nuestro desafío es a lo emisor de ese conglomerado de Rosario y Gran Rosario, de más de 1.300.000 personas, también ofrecerle un producto de calidad en el resto de la provincia", sostuvo.