SINCERIDAD

"¡Cómo le vas a decir pecho frío a Messi!", la contundente frase de un campeón mundial que pasó por el fútbol argentino

Tras las diferentes críticas que recibe el capitán de la Selección, una figura de Europa salió a defenderlo.


En el mundo de fútbol no caben dudas que Lionel Messi es indiscutido como el mejor jugador de todos y hasta muchos se atreven a decir que será lo máximo a lo largo de la historia, incluso por encima de Diego Armando Maradona.

Sin embargo, en Argentina las opiniones son diversas, están los fanáticos de la Pulga como en casi todo el planeta y aquellos detractores que le achacan la falta de personalidad en los momento más calientes que tuvo la Selección Argentina en los últimos años, después de perder tres finales al hilo.

Daniele De Rossi, ex jugador de la Selección de Italia, Boca y flamante DT deFiorentina, rompió el silencio este miércoles en diálogo con La Nación y se refirió al llamativo comportamiento del argentino con respecto al astro del Barcelona.

"Si en Italia contás que en la Argentina le dicen pecho frío a Messi, acá se ríen, no entienden nada. ¡Cómo le vas a decir pecho frío a Messi que tiene dos huevos así de grandes! Hay gente que tiene el coraje de decirle eso a Messi detrás de una computadora, y después ni tiene los huevos de pedirle a su mujer el control de la tele para cambiar de canal. ¡Y le dicen pecho frío a uno que marcó más de 1000 goles en su vida! ¡Vamos!", disparó el Tano.

En esa misma línea, Daniele agregó: "Él perdió dos finales de Copas América por penales, y yo soy campeón del mundo por penales. Mira, él es un pecho frío en la Argentina y yo soy un héroe junto con mis compañeros por haber ganado el Mundial del 2006 ¿Y cuál es la diferencia? 5 centímetros. No puede ser, no, me niego. Me gustaría que tengan en cuenta que muchas veces es él, el que se carga todo el equipo sobre su espalda".

Por otra parte, De Rossi destacó al rosarino: "Futbolísticamente no hay nada más que explicar, se acabaron las palabras. Hay otros muy buenos, como Ronaldo, que puede ser comparable desde los números, los goles y trofeos, pero después hay una cuestión de placer, y a mí me gusta ver a Messi. La única fortuna que tuvo es que jugó en el equipo más grande de los últimos 30 años, el Barcelona de Guardiola, entonces sus compañeros, sin ser tan buenos como él, eran dignos de estar a su lado".

Para cerrar, el ex mediocampista xeneize expresó: "Compartir la cancha con él es una motivación. A veces me daba cuenta que mis compañeros, antes del partido, lo miraban con ojos distintos, como de admiración y también a mí me pasó. Yo trataba de no mostrar mis sentimientos ni mi debilidad ante un jugador tan grande. Cuando le sacás la pelota a Messi te da un sabor distinto a si se las sacás a un burro cualquiera".