Cómo combatir el Cansancio diario

Se manifiesta al disminuir los niveles de energía de nuestro organismo, lo que significa un sobre esfuerzo físico y mental, llevándolo en muchos casos al colapso. Una balanceada ingesta de alimentos o productos energizantes son excelentes aliados para prevenirlo.

Por Gimena Rubolino

jueves 21 de junio, 2018

Se trata no únicamente de una sensación física que como señala indica la necesidad de parar la actividad y descansar. Es un tipo de fatiga que lleva a la extenuación, limita la actividad y nos impacta emocional y socialmente.

Alude a un estado de origen nervioso que comprende síntomas de los más diversos; el estrés, la depresión, la astenia son algunas de las formas que adopta el cuerpo en la expresión de este particular estado de cansancio.

Los tipos de cansancio y sus síntomas

Físico: supone dificultad o desánimo para realizar las actividades diarias. Debilidad corporal general, dolor muscular, pérdida del apetito, palidez, disminución de las defensas, bajo rendimiento físico, inapetencia sexual, etc.

Mental y emocional: genera dificultad en la concentración, falta de memoria y bajo rendimiento. Somnolencia, dolor de cabeza, dolor de ojos (en el caso de fijar la vista demasiado tiempo), sensación de aturdimiento, mareo, depresión, desánimo, falta de optimismo, irritabilidad, vulnerabilidad emocional, pérdida del apetito, irritabilidad, estreñimiento, etc.

La alimentación desempeña un lugar fundamental a la hora de sentirnnos con mayor energía para hacer frente  a las tareas diarias.

A continuación alimentos aliados para combatir el cansancio:

  1. Banana: ayuda a combatir el agotamiento debido al aporte de vitamina B6 y triptófano que contiene. Se recomienda una al día.
  2. Espinacas: contribuyen a absorber el magnesio y el hierro y evitan que nos sintamos faltos de fuerza y energía. Se sugiere incluir esta hortaliza de hojas verdes al menos una vez a la semana en tartas, sopas o ensaladas.
  3. Frutos secos: junto con las semillas estos alimentos aportan una gran cantidad de triptófano y magnesio. Sirven para disminuir el estrés, la ansiedad, el insomnio y el cansancio físico o mental (o ambos).
  4. Pimiento rojo: es uno de los alimentos que más vitamina C nos aporta, favoreciendo el funcionamiento del sistema inmune. Nos mantiene sanos y evita que padezcamos de insomnio o cansancio crónico.
  5. Agua: si estamos deshidratados nos falta energía. Es preciso consumir de 2 a 3 litros de agua al día para humectar las células, los órganos, las mucosas y la piel. Así evitaremos el sueño y la fatiga, sobre todo cuando realizamos ciertas actividades o hace mucho calor.

Recomendaciones:

  • Dormir 8 horas diarias.
  • Al momento de tomarse un break, es recomendable tomarse unos diez minutos, en un lugar tranquilo como el baño, para relajarse, inspirando y soltando aire por la nariz, con suavidad.
  • Llevar un almuerzo ligero, con verduras, frutas o un lácteo descremado también contribuye a evitar el agotamiento.
  • Otro de los problemas habituales del trabajo cotidiano es la irritación de la vista, debido a la prolongada exposición a la pantalla de la computadora. Es por eso que se deben cerrar y abrir los ojos rápidamente y durante unos segundos, para rehidratarlos. Sentarse apoyando toda la espalda en el respaldo de la silla y apretar una pelota blanda con la mano, es otro de los cuidados para contrarrestar el cansancio.

 

 

 

 

 

Comentarios