CNN Radio Argentina

Comerciantes y el regreso al trabajo tras dos meses sin actividad: "Es emocionante volver a abrir las puertas del negocio"

El empresario Nelson Graells, propietario de Sport 78, dijo que las expectativas son muchas, pero que deberán ser cautos para no volver atrás.


En esta nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que tiene a Rosario en la fase 4, una de las actividades que se incorpora desde este lunes a las exceptuadas en el marco de la flexibilización es la de los comercios minoristas y mayoristas ubicados en peatonales y resto del área central. Los locales podrán atender al público de lunes a viernes de 13 a 19 y sábados de 9 a 14.

Ante esta situación, Nelson Graells, miembro de Amigos de Peatonal Córdoba, dialogó con Marcelo Fernández en CNN Radio Argentina, sobre las expectativas del sector ante la apertura de los locales comerciales. Según el empresario, estaban ansiosos de que suceda y consideró emocionante el regreso al trabajo por parte de los comerciantes.

“Nunca ha sucedió algo igual, y es cierto que son más de sesenta días porque nosotros antes de la primer semana del aislamiento ya habíamos reducidos los horarios y prácticamente la gente no vino a hacer compras”, reconoció el empresario de indumentaria deportiva.

En tanto, dijo que en las etapas anteriores de la cuarentena, donde sólo se podía hacer delivery,  no resultó suficiente para sostener la estructura de un negocio y que esta medida viene a sumar para recuperar la actividad. “Estamos todos con mucha expectativa, nuestro personal, nuestros encargados. Todos los locales van a tratar de dar el mejor servicio, incluso de delivery para quienes no quieran acercarse”, señaló.

Sin dudar, indicó Graels, que este es un momento, en donde “no se puede fallar en nada”. Y agregó: “Tenemos que cuidar a la persona que está dentro del local y también al que va a ingresar”. En ese sentido, contó luego, que la semana pasada abrieron su local en la ciudad de Casilda, el cual había pasado a otra fase con otras localidades de la provincia, donde los consumidores “se portaron muy bien” y no fue en cantidad. “La gente hizo fila a fuera, repastando la distancia. Pusimos una persona que antes de ingresar les brindaba alcohol a los clientes para que se higienicen las manos”, amplió. Asimismo, respaldó el protocolo que se elaboró en Rosario al que consideró como “muy completo”, y de eso, se verá el resultado de hacia dónde siguen los comerciantes.

En el caso más especifico, sobre los probadores de ropa y la necesidad del cliente de poder medirse la prenda, explicó que dependerá de la experiencia de los vendedores y que estos conozcan bien los talles. “Por la situación creemos que el consumidor tiene que estar muy decidido, ya venir con la idea de qué comprar. No va a ser que un vendedor lo lleve con cuatro cinco prendas  alguien que pase para probarse y nada más”, aseguró Graels.

Por otra parte, en el caso del el calzado, proveerán una media descartable de nylon que después se descartará y es para un solo pie. “Esto es fundamental para cuidar el protocolo, la población está mentalizada, quiere entrar en un local y sentirse seguro” razonó.

Por último trajo a colación la reunión que mantuvieron los comerciantes la semana pasada con las autoridades municipales y sostuvo que hay 14 días por delante para ver cómo funcionan estas medidas”.  Para Graels y otros empresarios, si todo resulta bien, “podrán ir por más” y pasar a otra fase de mayor apertura.