NUEVO CAPÍTULO

Comerciantes de calle San Luis exigen que los puestos de vendedores ambulantes sean reubicados

“Más allá de la competencia deslea, dificultan el paso de los clientes y tapan la vidriera”, aseguran.


Una problemática que quedó de manifiesto en reiteradas ocasiones en los últimos años, agudizada por la crisis debido al coronavirus, es la que atraviesan los comerciantes de calle San Luis por los vendedores ambulantes cuyos puestos se ubican en la vereda, causando inconvenientes que se agravan en tiempos de pandemia. Consideran que esto perjudica aún más las ya disminuidas ventas, por lo que piden que sean reubicados.

Sobre esta situación habló Miguel Ángel Rucco, el presidente de la Asociación que nuclea a los comercios de este tradicional centro comercial rosarino. “Llevamos firmada una propuesta a los secretarios, en la que acercamos una idea. En otros lugares se ha dado que los han capacitado, les han dado créditos a tasa cero, los han ayudado con el monotributo, les han dado un subsidio y los han reubicado. Esta era una oportunidad para hacerlo por el coronavirus, por el distanciamiento”, contó.

“En esta situación, dificultan el paso de los clientes, al comerciante le tapan la vereda, le tapan la vidriera, más allá de la competencia desleal que siempre fueron. Están en la puerta de los comercios que están pasando una situación muy difícil, se están atrasando con impuestos, vendiendo a un 30 o 40 por ciento de la capacidad habitual, comparándolo con meses malos del 2019”, continuó Rucco.

Acerca de lo que representa para los comercios la presencia allí de los vendedores ambulantes, expresó: “Tener a esta gente que hace que no se respeten las medidas de distanciamiento ni de higiene por el coronavirus, es un inconveniente grande que estamos pasando todos los comerciantes y no hemos tenido respuesta positiva. Pudieron más 20 venderos, que algunos de ellos tienen permiso para dos o tres puestos, contra 500 comerciantes”.