¿Cambio de menú?

Comer pescado en Semana Santa costará un 30% más que en 2018

Desde el sector dijeron que no se trata de una cuestión estacional, sino por la suba en los insumos. Los gastos se duplicaron y las ventas cayeron un 30%.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 3 de abril, 2019

Como la carne que aumento notablemente, comer pescado también se torna poco accesible, aunque todavía corre con cierta ventaja. Es que la merluza hoy se vende a 240 pesos el kilo, y según informaron desde el sector esperan una suba del 30 por ciento para Semana Santa. Sin embargo, Gabriel Gatti de pescadería La esperanza, dijo a este medio que esta suba no tiene relación con la fecha sino que es por la economía del país.

En ese sentido señaló que habitualmente, y por razones de oferta y demanda, el precio “sube  entre un 10 y 15 por ciento”. Si bien la crisis los afecta, argumentó que la gente todavía sigue consumiendo pescado ya que en proporción “es más barato que la cerne”. Específicamente esto sucede con la merluza y el pollo de mar, que vienen desde Mar del Plata, no así algunos mariscos que son importados y se venden a precio dólar.

Por su parte y en coincidencia con el otro comerciante,  Juan Carlos Diprietri , con 50 años en el rubro y al frente de Pescadería La Santa María, dijo que antiguamente era por la fecha o por mayor consumo, pero ahora es por los costos que suben todos los días. “Los precios están caros en todos los rubros”, agregó

Asimismo, y al igual que su colega, la merluza común sin despinar la comercializa a 180 pesos y la merluza despinada 240, el atún a 280  pesos y el  pollo de mar 240  pesos. También, abadejo 400 pesos el kilo, salmón rosado 900 pesos el kilo. “El salmón es importado, por eso es que se encareció tanto”, añadió. Y sobre los peces de nuestro Paraná explicó que el pecado de rio no está barato y hay poca oferta, la boga que es lo que más se vende, sale 200 pesos el kilo.

El vendedor indicó además que con la crisis el pescado perdió lugar en la mesa argentina, cuando había recuperado mercado. Y dijo sobre  los vaivenes de la crisis económica en el sector: “Hasta ahora no cerró ninguna pescadería en Rosario, pero la situación es crítica. El bimestre de enero vino 160 mil de luz,  los gastos se duplicaron y las ventas están un 30 por ciento por debajo. Llegue a tener quince empelados y ahora tengo diez, un año más así no podemos seguir los gastos son insoportables, mas en este rubro donde hay mucha refrigeración”.

Comentarios