RADIO MITRE ROSARIO

Clubes de barrio, golpeados por la pandemia: "Es una situación muy difícil y este verano no es ajeno al 2020"

Pablo Laporte, presidente del Club Libertad, habló sobre las dificultades que atraviesan las instituciones.


Los clubes de barrio se convirtieron en espacios claves para la integración y sociabilización de chicos y menores de edad. Las instituciones se pusieron a la vanguardia de la nueva normalidad porque las escuelas todavía no abrieron y fueron los clubes los que salieron a abrir las puertas para que los chicos realicen actividades recreativas en un contexto de pandemia del coronavirus.

Al igual que otros sectores y actividades, las instituciones se vieron seriamente afectadas y tuvieron que lidiar además de la pérdida de ingresos con la baja de socios. Este verano, el club Libertad habilitó su pileta pero sin embargo no alcanza para cubrir las pérdidas.

"Es un año atípico, el verano es parte de este año, trabajamos con capacidad reducida, con burbujas de trazabilidad de grupos familiares, con distanciamiento, con capacidad limitada también en el espejo de agua. El verano no es ajeno al 2020", dijo en El Puente de Radio Mitre Rosario, Pablo Laporte, presidente de la institución ubicada en el barrio Azcuénaga.

"Se vendieron abonos solo para socios, no estamos vendiendo la chapita diaria. Solo abono de temporada por el límite de capacidad. Nos parecía lo más manejable en cuanto a la situación de la institución", agregó.

Y continuó: "Dentro de la capacidad que tenemos a la venta ni siquiera completamos la capacidad, ha sido muy difícil para los clubes de barrio. Es un barrio de trabajadores, muchos de nuestros asociados tuvieron reducidos sus ingresos y han estado sin trabajo. Hemos tratado de no perder la temporada, pero tampoco poner un precio tan caro para el socio".

Sobre el tema, Laporte precisó que la temporada de pileta verano no permitirá recaudar dinero para invertir en obras sino "para subsistir".

En relación sobre el retorno de otras disciplinas, el presidente de Libertad comentó: Los chicos fueron volviendo por junio, arrancamos con mayores de 16, después incorporamos en septiembre a los chicos de 12 años y luego quedó libre. En enero no hay actividades por vacaciones, pero en esta situación casi todas las disciplinas volvieron en enero y el resto empieza en febrero".

"Fue un año complejo, hay muchos socios que concurrían a los clubes y hay algunos que le tenes que decir que no tenés la capacidad para albergarlos. Los casos que no han podido pagar tratamos de llamarlo para ver de qué forman puede regularizar la situación, la idea es que los chicos sigan dentro del club, se trata de buscar variantes para encontrar espacios donde se sientan contenidos y estar con su familia", concluyó.

x
Paladini flotante