Científicos chinos alertan sobre un nuevo tipo de gripe porcina que podría convertirse en pandemia

Hallaron una cepa de la Gripe A que tuvo carácter pandémico en 2009. Como aquella vez, este virus también podría mutar de los cerdos a las personas.


Mientras la humanidad lucha contra el coronavirus, científicos chinos descubrieron un nuevo tipo de gripe porcina que potencialmente también podría convertirse en una pandemia. Este nuevo virus fue llamado G4 EA H1N1 y puede transmitirse con facilidad. Al ser reciente, las personas podrían tener poca o ninguna inmunidad, según informó un estudio publicado en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

El estudio, liderado por el científico Liu Jinhua de la Universidad de Agricultura de China se basa en más de 30 mil muestras tomadas entre 2011 y 2018 de las vías respiratorias de cerdos en 10 provincias chinas. Los científicos encontraron 179 virus diferentes de la gripe porcina tras analizar las muestras, entre las que hallaron la de la Gripe A que durante 2009 tuvo carácter pandémico, causando la muerte de entre 150.000 y 500.000 personas en todo el mundo.

Cabe destacar que de los 179 virus identificados, no todos representaron una preocupación. Algunos solo aparecieron un año de los siete del programa, o eventualmente disminuyeron a niveles no amenazantes. La preocupación radica en que el virus G4 siguió apareciendo en los cerdos, año tras año, e incluso mostró un fuerte aumento en la población porcina después de 2016.

Por otra parte, pese a que esta gripo es similar a la que afectó a todo el mundo hace 11 años, presenta algunos cambios. Tiene una combinación única de tres linajes: uno similar a las cepas encontradas en aves europeas y asiáticas, la cepa H1N1 que causó la pandemia de 2009 y una H1N1 norteamericana que tiene genes de los virus de la gripe aviar, humana y porcina.

"La variante G4 es especialmente preocupante porque su núcleo es un virus de influenza aviar, al que los humanos no tienen inmunidad, con fragmentos de cepas de mamíferos mezclados en humanos", ha explicado en la revista científica Science Edward Holmes, un biólogo de la Universidad de Sidney que estudia los patógenos.