tras la baja de la licencia

Choferes de Cabify se niegan a trabajar para otras empresas: “Pagan a 90 días, con suerte”

Se reunieron este miércoles con autoridades municipales en el Ente de la Movilidad (EMR).


La decisión del  municipio de dar de baja la habilitación de Cabify generó preocupación en los choferes de taxis, remises y autos particulares que trabajaban para la compañía, quienes vieron amenazadas sus fuentes de trabajo y se niegan a desarrollar tareas para otras empresas, como dispuso el Ejecutivo. Este miércoles se reunieron con autoridades del Ente de la Movilidad de Rosario (EMR) para conocer su situación.

"Queremos seguir trabajando. Principalmente queremos saber cuáles son las irregularidades en las que incurrió Cabify", expresó Hernán uno de los trabajadores previo el encuentro en el EMR quien indicó que buscan que se elabore una solución para que la empresa se adecúe a la ordenanza y pueda seguir funcionando. "Nosotros estábamos conformes con la empresa pero se ve que hay cosas que no estaban bien encuadradas. Esperamos que traten de arreglarlas como corresponde".

Por su parte, Omar, otro conductor que desarrolló tareas para la firma, también manifestó su conformidad con las condiciones de trabajo, "sobre todo con el pago". En ese sentido, detalló: "Nosotros facturábamos el miércoles y el jueves a primera hora teníamos la plata depositada en nuestras cuentas. Ese es un mecanismo que tiene la empresa, que está perfecto. Si sos trabajador de una remisería te pagan recién a los 90 días si te pagan".

En cuanto a la posibilidad dispuesta por el municipio para que realicen los trámites para inscribirse dentro de otra empresa de remises, Omar y Hernán se mostraron reticentes. "No nos interesa trabajar para otra empresa", manifestaron e insistieron en el atraso a la hora cobrar sus salarios.