SEGUNDA VICTORIA CONSECUTIVA

Central sufrió, aguantó y ganó un partidazo ante Huracán

El Canalla se impuso 3-2 ante el Globo. Mauricio Martínez vio la roja.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 12 de febrero, 2018

Rosario Central ganó un partidazo ante Huracán. Con errores, sufriendo, y aguantando, pero un triunfo más que festejado por lo que fue el rival -invicto de local en la Superliga-, y el trámite del encuentro.

Los de Leo Fernández consiguieron la ventaja transcurrido apenas ocho minutos de juego, con un cabezazo del “Toro” Fernando Zampedri, tras lo que fue un preciso centro de Federico Carrizo.

Con el correr de la primera etapa, el Canalla aguantó defensivamente los intentos ofensivos de Huracán, que se hizo protagonista del juego en busca de la igualdad pero no contó con la claridad para obtenerla.

En el cierre del primer tiempo, Jeremías Ledesma tapó con su humanidad una clara situación de gol del Globo y, con una contra perfectamente hilvanada, el Pachi Carrizo, nuevamente, ejecutó un fuerte desborde al ras del césped, y una floja respuesta del arquero Díaz le permitió a Germán Herrera empujar la pelota al fondo de la red y poner el 2-0 en el marcador.

Central consiguió una diferencia exagerada en los primeros 45 minutos, donde supo golpear en los momentos justos e ir al vestuario con un resultado más que positivo.

En la segunda mitad, el Canalla dejó de ser el equipo concentrado y compacto, y Huracán consiguió el descuento -merecido- a través de Israel Damonte.

Pocos minutos después, Mauricio Martínez tapó con la mano una pelota que iba directo al arco, libre luego de una mala salida de Ledesma. Loustou expulsó al defensor y cobró penal, pero Fernando Coniglio desaprovechó la posibilidad de conseguir la igualdad para el local.

Central, con uno menos y un notable desgaste físico, sufrió los insistentes intentos del local. Algo de tranquilidad obtuvo a los pocos minutos del final, gracias a Joaquín Pereyra que marcó el 3-1 y estiró la ventaja.

De todas formas, el partido que ya contaba con todos los condimentos para ser calificado un partidazo, aguardaba algo más: Israel Damonte otra vez lastimó a Rosario Central y puso al equipo de Alfaro a un gol del empate con todo el tiempo de descuento por delante.

El Canalla aguantó los minutos restantes, y cando Loustou pitó el final, el grito de desahogo no se hizo esperar en el conjunto auriazul. Triunfazo en una cancha complicada y ante un rival difícil.

Formaciones y estadísticas


Comentarios