La disputa en los barrios rosarinos

Cayó la hija del último narco de la vieja escuela

Su padre fue acribillado por un hombre vinculado a Los Monos.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 23 de febrero, 2018

Droga incautada por gendarmeria

Foto: Franco Trovato Fuoco

Este jueves por la noche, y en medio de un operativo de rutina de Gendarmería Nacional, fue detenida con cocaína, balanzas y una ametralladora Brenda P., una joven que, sin contar con un frondoso prontuario policial, pertenece a un linaje narco-criminal muy conocido en el hampa rosarino. Su papá, Sergio Pared , fue el último narco de la vieja escuela, quien murió en un ataque perpetuado por un integrante de Los Monos, en medio de una disputa territorial.

Otros métodos

Según aseguran investigadores, Sergio Pared vendió drogas durante 20 años. Por la ventana de un kiosco que funcionaba en la puerta de su casa de Doctor Francisco Riva al 2700 —casi esquina Ovidio Lagos—los clientes obtuvieron sustancias desde mediados de los 90 hasta fines del 2013.

Diferentes policías contemporaneos a Sergio lo decriben como un tipo discreto, que durante sus años en el negocio se ocupó de no hacer ruido, de pasar desapercibido: “No tiraba tiros, no se peleaba con los vecinos. Nunca le pudimos construirle ninguna causa”.

Pero los tiempos cambian y los negocios modifican sus códigos. Mientras el narcomenudeo se tornaba cada vez más violento él sostuvo su forma de comprender el manejo del territorio y murió en su ley.

El ataque y el Pollo de Los Monos

El jueves 14 de febrero de 2013 dos hombres llegaron a su casa en un Chevrolet Astra . Uno de ellos bajó del auto, se acercó al vendedor y le disparó un plomo que se le incrustó en el pecho. Sergio, de 50 años, se desplomó y ya no volvió a reacciona.

Aquel día, familiares de la víctima declararon ante los investigadores que el homicida de Pared era Leandro “Pollo” Vinardi, un pistolero que había sido vinculado con la muerte de Walter Cáceres y tenía una estrecha relación la estructura de Los Monos.

De acuerdo a lo que pudieron establecer los pesquisas, Pared fue asesinado por una disputa territorial. Su zona de trabajo era lindera con la de Serio “Quemado” Rodriguez —quien luego sería condenado por el Triple Crimen de Villa Moreno— y él pretendía sacarlo del medio para pasar a administrar los que fueron los terrenos de “el último viejo narco” durante una veintena de año.

Por este homicidio “Pollo” Vinardi fue condenado a 13 años de prisión en junio de 2016.

Con una ametralladora y droga, cayó la hija de un viejo narco

Comentarios