Empalme Graneros

Cayeron por un celular y una abuela cansada

Dos hombres fueron detenidos y uno de ellos tenía pedido de captura.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 24 de noviembre, 2017

Todo comenzó ayer a la tarde por un arrebato que tuvo lugar en Boulevard Rondeau y Congreso, donde dos hombres en moto le sacaron el celular a una mujer de 44 años.   Ella tenía activado un sistema de rastreo en el teléfono, por lo que le dio la ubicación a la Policía y un grupo de uniformados de Comando Radioeléctrico fueron hasta allí para intentar recuperarlo.

El sistema de GPS del aparato robado marcaba que estaba en Olavarría al 900 bis, en Empalme Graneros, y en el lugar los policías se encontraron con cuatro muchachos que les parecieron sospechosos.

Al ver a los uniformados, dos de los sospechosos se metieron en una casa y el otro par huyó del lugar. Los primeros fueron detenidos segundos después y los empleados de la URII determinaron que Juan M., de 31 años,—uno de ellos— tenía un pedido de captura de agosto de este año, por un hecho que no fue ventilado.

Mientras realizaban el procedimiento, en el lugar del arresto la dueña de casa les exigió ayuda a los empleados del Ministerio de Seguridad. La señora, de 71 años, les dijo que su nieto “El Chanchi”—uno de los dos hombres que se había fugado— la tenía cansada, porque siempre escondía en su vivienda botines de diferentes robos; y para probar sus dichos les entregó un revolver calibre 22 que, según ella, pertenecía al joven.

El operativo de búsqueda continuó luego de arresto del primer sospechoso y, en la esquina de Jaques al 900 bis, a media cuadra de la casa de su abuela, fue arrestado Franco “Chanchi”A., de 19 años, mientras intentaba fugarse por los techos de las casa vecinas.

Ambos detenidos quedaron alojados en la Comisaría 12° a la espera de que la Justicia determine su responsabilidad en el hecho.

Comentarios