ENTREVISTA EXCLUSIVA

Carla Rebecchi recordó el título mundial de Las Leonas en Rosario: “Fue un torneo único, jugamos siempre a cancha llena, una locura”

La delantera del seleccionado argentino de hockey sobre césped contó que aquel certamen de 2010 “es de los recuerdos más lindos" de su carrera y afirmó: “Haber jugado 10 años con Lucha Aymar fue increíble”.

Las Leonas marcaron a fuego a una generación que vio el enorme progreso de un seleccionado que brindó innumerables alegrías al pueblo argentino y transmitió profundos valores desde su nacimiento en Sidney 2000 donde obtuvieron la medalla de plata olímpica, para luego no bajarse del podio prácticamente en ningún certamen internacional hasta la actualidad.

Una de las grandes representantes de este notable equipo de hockey sobre césped femenino es Carla Rebecchi, quien tras un breve alejamiento a comienzos de 2017 regresó en 2018 para volver a vestir la albiceleste y cumplir su último sueño: llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio, que por la pandemia pasaron a 2021 pero nadie le quita la ilusión a la delantera de 35 años de vivir esa experiencia única por cuarta vez en su brillante carrera.

Actualmente se reparte entre sus responsabilidades como madre de la pequeña Vera de dos años, la hija que tuvo con su esposo el ex jugador de Los Leones Jorge Lombi, y sus entrenamientos en casa con la mentalidad muy firme en culminar de la mejor manera su exitoso ciclo defendiendo los colores nacionales. Milita en Club Ciudad de Buenos Aires, uno de los participantes del Torneo Metropolitano, cuya edición 2020 nunca pudo empezar debido al coronavirus.

Distinta fue la situación del combinado argentino, que al menos había comenzado su preparación de cara a la cita olímpica con giras por Estados Unidos y Oceanía. “Fue dura la noticia que se suspendan los Juegos, teníamos muchas expectativas, muchas ganas, nos estábamos preparando a full, pero hoy lo primordial es la salud y estoy pensando más en eso que en los Juegos Olímpicos”, aseguró la experimentada jugadora en diálogo con Rosario Nuestro a través de Instagram Live.

La Cuna de la Bandera las vio en lo más alto

Es de los recuerdos más lindos de mi carrera el que tengo de Rosario", confesó Rebecchi sobre el Mundial 2010 que obtuvieron Las Leonas y agregó: "fue un torneo único, especial, haber jugado en Argentina con un montón de gente, fue todo una locura. Estábamos en el hotel y teníamos gente en la puerta las 24 horas. El grupo estaba muy unido, nos sentíamos cómodas adentro de la cancha, la verdad que era un equipazo”.

Sobre la definición del campeonato contra el rival por excelencia de Argentina, recordó: “Esa final fue increíble, la cantidad de gente que había en la cancha, lo que nos motivaban para jugar ese partido y todos, porque siempre estuvo llena. Haber jugado la final contra Holanda que es nuestro clásico, haber ganado, para mí individualmente haber hecho dos goles en esa final. Lo que fue el después, los festejos, ir con el micro abierto por todo Rosario y la gente en la calle. Tengo los recuerdos más lindos y agradecida de haber podido vivir eso y ser parte”.

Ser contemporánea de la número 1

Con respecto a lo que le representó haber compartido equipo durante una década con Luciana Aymar, la rosarina leyenda del hockey, elegida ocho veces como la mejor del mundo, Rebecchi aseguró: “Hoy miro para atrás y digo ‘qué suerte que tuve de haber jugado en la época de Lucha’, de haber jugado como diez años al lado de ella, para mí fue increíble. Verla como entrenaba, como te sorprendía, nunca podías saber lo que iba a hacer y su ejemplo de más allá de ser la mejor como se seguía entrenando, haber jugado al lado de ella fue increíble, aprendí un montón, me transmitió un montón de cosas. Es algo único haber jugado con la mejor jugadora del mundo, de la historia, ocho veces elegida como la mejor, soy una agradecida”.

La mística de Las Leonas

A la hora de explicar porqué el seleccionado argentino de hockey sobre césped se mantuvo entre los mejores del mundo durante las últimas dos décadas, la delantera que ganó un Mundial, una medalla de plata y una de bronce en Juegos Olímpicos y seis Champions Trophy, dijo: “No sé exacto con qué tiene que ver, pero se fueron transmitiendo valores muy fuertes que tiene el equipo y se fueron transmitiendo de generación en generación, esa entrega, esa garra, esa actitud dentro de la cancha, dar el ciento por ciento. Podés tener un mal día, pero cuando das todo dentro de la cancha me parece que eso es súper importante, para el rival es difícil un equipo que siempre lucha hasta el final”.

La decepción en Río 2016

Sus últimos Juegos, al menos hasta ahora, tuvieron un resultado inesperado. Argentina tuvo una irregular primera fase y debió enfrentarse a Holanda en cuartos de final. La derrota 3-2 les impisió meterse al grupo de los mejores 4, del que nunca habían bajado en todo este exitoso ciclo. “La verdad que sigo pensando y mucha explicación no le encuentro. Fue un golpe bastante duro, tenía mucha expectativa porque pensaba que podía ser mi último Juego Olímpico, en mi cabeza ya rondaba el tema del retiro, lo más duro fue no estar en semifinales porque éramos un equipo que estábamos acostumbradas a llegar a semifinales a todos los torneos, pero fue un aprendizaje para seguir mejorando. A veces, simplemente las cosas no se dan”.

Su adiós, que terminó siendo un hasta luego y su sueño intacto

Tras anunciar que se retiraba de Las Leonas a comienzos de 2017 y luego de tener a su hija Vera, la jugadora nacida en capital federal recargó las pilas para regresar en septiembre de 2018. Fue sumando minutos de a poco y en 2019, con el retorno a la conducción del técnico campeón del mundo en 2010, Carlos Retegui, obtuvo la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima y se trazó la meta de llegar a Tokio.

Quiero llegar y me encantaría, sería un sueño volver a jugar otro Juego Olímpico. Cuando se suspendió fue duro porque yo ya tenía en mente que iba a ser lo último. Ahora es un año más, si no tuviese una hija sería todo más fácil, me cuesta dejarla y aparte ya faltaba poco, eran un par de giras y ya llegaban, ahora es todo un año más pero bueno voy a ir paso a paso viéndolo día a día", aseguró Rebecchi sobre lo que significó la postergación del evento por el Covid-19 y siguió: “Todavía no sabemos cuándo volvemos a entrenar y todavía no lo puedo pensar. Entreno en casa pensando en eso, es lo que me motiva cada día, pensando en estar ahí, me encantaría”.

x
Paladini flotante