Capitán Bermúdez: dos mujeres quedaron encerradas en el cementerio por un despiste del cuidador

Las dos hermanas habían ido a visitar la tumba de su padre. Al momento de irse, notaron algo raro: el portón del lugar estaba con candado y el encargado ya había terminado su turno laboral.


Más allá de que no hay peligro alguno, no debe ser nada agradable quedarse encerrado en un cementerio. Es el caso de dos mujeres de Capitán Bermúdez que se quedaron encerradas insólitamente en la necrópolis de la localidad, luego que el cuidador se marchara, sin darse cuenta que todavía quedaba gente adentro.

Ocurrió este martes a la tarde alrededor de las 18, cuando dos mujeres se encontraban en el cementerio municipal, hasta que llegó la hora de irse. Cuando dan contra el portón de salida, se encontraron con algo muy extraño: la puerta estaba cerrada con candado. El cuidador del lugar había concluido su horario de trabajo y se marchó, sin notas que quedaba gente adentro.

"El que está al cuidado del cementerio se fue antes del horario del cierre y nunca avisó. Seguramente vio el auto que todavía seguía afuera del lugar e igualmente cerró las puertas y se fue. Jamás se percató que había dos personas adentro. Después de llamar y tocar la campana y gritarle a los autos que pasan decidimos saltar por el otro portón con la ayuda de un muchacho que frenó su automóvil y nos ayudó", dijo una de las mujeres a La Capital.

Las hermanas habían ido a visitar la tumba de padre. "Lindo aniversario de mi papá pasamos. Gracias a este sereno al cual bendigo muchísimo", publicó en Facebook.