CRÍTICA SITUACIÓN

Canchas de fútbol 5, otro de los sectores golpeados por la cuarentena en Rosario: "Entre 500 y 600 familias dependen del rubro"

Son alrededor de 80 complejos de la ciudad que se unieron frente a una reapertura que se prevé recién para septiembre.


Las canchas de fútbol 5, una de las actividades de recreación con más movimiento en Rosario, conforman otro de los sectores golpeados por la cuarentena, que ya lleva más de dos meses. Este jueves propietarios de complejos de la ciudad se reunieron con autoridades municipales para solicitar una ayuda económica a raíz de la complicada situación que atraviesan y en vistas a que se prevé que los predios estarán cerrados, al menos, hasta septiembre. Los resultados no fueron positivos y  aguardan por respuestas desde la Provincia. "Son entre 500 y 600 familias que dependen del rubro", afirman desde el sector.

“Pedimos algún tipo de colaboración de parte de la Municipalidad, exención de impuestos o accesos a créditos, ya que la reapertura se visibiliza para agosto o septiembre. Ya va a hacer seis meses que estemos cerrados en ese momento”, contó Romina Chan, una de las titulares de las canchas, que añadió: “Nuestro lema es ‘No queremos abrir ya, queremos no cerrar para siempre’”.

Con respecto al diálogo con el municipio, afirmó: “Agradezco que nos hayan atendido y brindado su tiempo pero por la situación actual de la Municipalidad en lo económico, no pueden brindarnos algún tipo de ayuda del estilo que estamos solicitando. Sabemos que vamos a ser eximidos de pagar los impuestos, pero tenemos que continuar pagando Drei y TGI, que en estos complejos de grandes tamaños son números muy elevados y significan algo que no podemos afrontar”.

Por lo tanto, ahora los esfuerzos están apuntados a tener otro tipo de respuesta por parte del gobierno provincial, que ya les realizó una promesa que significaría una parte de la solución. “Seguimos trabajando con Provincia para ver si podemos lograr la extensión de los impuestos provinciales, sería un alivio. Más allá que hoy no los paguemos y no nos corten los servicios, nos genera una deuda enorme que no sabemos cuándo vamos a poder empezar a pagar”, sostuvo Chan y añadió: “Ahora se planteó unos nuevos créditos por parte de la Provincia y vamos a ver si podemos acceder o no, que no nos cubre todo lo que tenemos por mes pero mínimamente ayuda para cubrir los sueldos de los empleados y sostener a nuestras familias”.

A su vez, la titular de uno de los complejos, indicó: “Lo que buscamos es poder sobrevivir, no solo es el sostenimiento del negocio, sino que se sostengan nuestras familias, las familias de nuestros empleados y las personas que dependen indirectamente como las que hacen mantenimiento”.

“Somos alrededor de 80 complejos que estamos asociados, estamos trabajando en equipo para ayudarnos entre todos y que ninguno tenga que cerrar. En cada complejo son unas cinco familias, o sea que estamos hablando de entre 500 y 600 familias que dependen del rubro. También están los casos de los árbitros que se los contrata aparte y nos piden ayuda. Entonces la mochila que llevamos se hace insostenible”, finalizó.