PROMETIÓ AYUDA

Bullrich, tras los ataques: "Que sepa el pueblo de Rosario que estamos junto al gobierno de Santa Fe"


La ministro de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, volvió a hablar este martes sobre los ataques que sufrieron los edificios de la Justicia en Rosario. En declaraciones radiales, aseguró que en la ciudad están en plena lucha "contra el crimen organizado" y prometió ayuda para frenar el narcotráfico.

"Lo que hay en Rosario, y que estamos combatiendo en profundidad para poder avanzar, es una lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico y todo lo que puede significar las vinculaciones que hay de bandas de narcotráfico con estos tiroteos", dijo Bullrich en el programa Zysman 830, por LT8.

Patricia Bullrich cree que una de las recetas para parar con la inseguridad son "condenas ejemplares como la que hubo en la Justicia provincial y federal contra la banda de Los Monos" y "seguir generando inteligencia criminal contra las bandas que aún subsisten y seguir combatiéndolas".

Además, también aseguró que el Gobierno Nacional está comprometido con la causa. "Hay una voluntad indeclinable, por parte del gobierno nacional de ayudar al gobierno de Santa Fe, a los rosarinos y santafesinos. Vamos a estar presentes", dijo. Y en ese sentido, sumó: "Que sepa el pueblo de Rosario que estamos junto al gobierno de Santa Fe y a nuestros legisladores y concejales trabajando para encontrar soluciones. Sigo los partes de Rosario todos los días sobre los operativos que hacemos"

Con respecto a las motivaciones de los recientes ataques al Centro de Justicia Penal y los tribunales provinciales, Bullrich entiende que "son bandas que subsisten, quedan las colas de esas bandas porque están desarmadas. Y subsisten para intentar amedrentar, porque es la única herramienta que les queda".

Otro de los objetivos que se proponen para trabajar en conjunto con el socialismo, es terminar con "el sicariato, personas contratadas por gente que muchas veces está presa". La ministro sostuvo que una de las formas de hacerlo es "cortar vínculos dentro de las cárceles para que no tengan capacidad de comunicación y puedan seguir mandando" y avanzar en los activos de esos grupos delictivos "para que no tengan capacidad de dirigir o financiar este tipo de atentados".