Tras las declaraciones del ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, la ministra de Seguridad de la nación Patricia Bullrich demostró que no le caó bien que Pullaro desmintiera que estaba al tanto de las escuchas a Guille Cantero y contratacó: ''Le informé sobre esta operación''.

“No se puede tratar de sacarle importancia o ensuciar la mejor investigación realizada frente a lo que fue el último año los permanentes ataques a balazos, sólo porque no le dieron a Pullaro la investigación”, sostuvo la funcionaria..

El ida y vuelta comenzó luego de la visita de Bullrich a Rosario en el marco del “Operativo contrafuego” para detener a los autores de los ataques al Poder Judicial. Las personas capturadas eran supuestamente integrantes de la banda que cometió la seguidilla de balaceras contra funcionarios de la Justicia santafesina, ordenadas por el líder de Los Monos.

En este marco, la ministra reveló que sabían de la existencia de teléfonos celulares en poder de Cantero en el penal de Ezeiza y que lo habían permitido para poder realizar escuchas y juntar pruebas e su contra.

Sin embargo, este viernes el responsable de Seguridad de la provincia se mostró sorprendido: “Nunca imaginamos que no le habían sacado los teléfonos”.

Sobre el tema, Bullrich respondió: “Pullaro miente. Le informé el 17 de abril sobre esta operación que estaban llevando adelante las fuerzas federales y que habría que esperar unos días para secuestrarle los teléfonos a Cantero a fin de garantizar el éxito del operativo“.

La funcionaria agregó que el contacto entre ellos fue a través de WhatsApp y el santafesino le contestó: “Ok, sólo máxima atención con él estos días, siempre se la manda”.

“La estrategia del Ministerio de Seguridad de la Nación de permitir que Guille Cantero se comunicara desde el penal de Ezeiza con tres celulares que tenía en su celda, permitió detener entre miércoles y jueves a 34 personas vinculadas a las balaceras”, cerró.