fútbol

Bolsonaro dio luz verde para la Copa América en Brasil y Conmebol confirmó las sedes

Luego de que desistieran Colombia, por la tensión política que atraviesa, y Argentina, por cuestiones sanitarias, el presidente de Brasil confirmó que será el nuevo organizador del torneo del fútbol sudamericano.


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con el aval del Ministerio de Salud, dio luz verde este martes a la realización de la Copa América en su país, mientras que su jefe de gabinete, Luiz Ramos, confirmó como sedes a Brasilia, Río de Janeiro, Goiás y Mato Grosso y advirtió que se jugará "sin público", algo que posteriormente oficializó Conmebol.

Las sedes

Aunque en principio la idea de Bolsonaro recibió el apoyo del gobernador de San Pablo, Joao Doria, uno de sus rivales políticos y siempre crítico del manejo que hizo el presidente de la pandemia de Covid-19, entrada la noche rechazó la posibilidad de que la ciudad se postulara también como sede del certamen.

Las sedes elegidas terminaron siendo también una definición política: a Bolsonaro le respondió la región rural sojera (centro-oeste), aliada principal de su gestión, y no el país "futbolero" tradicional. Sin ir más lejos, Brasilia y Cuiabá (Mato Grosso) tienen estadios ociosos desde la organización del Mundial 2014.

"En lo que depende de mí, de todos los ministros, incluso el de Salud, ya está acordado, habrá Copa América en Brasil. El protocolo es el mismo de la Copa Sudamericana, la Libertadores y la Eliminatoria que empieza esta semana", dijo temprano Bolsonaro, en medio de una polémica nacional sobre la conveniencia de organizar el torneo paralelamente a la tercera ola de covid-19.

El anuncio del presidente brasileño fue ratificado por la noche por su jefe de ministros, Luiz Ramos: "Confirmada la Copa América en Brasil. ¡Venció la coherencia! El mismo Brasil que recibe juegos de la Libertadores y la Sudamericana, sin hablar de los campeonatos estaduales y nacionales, no podría darle la espalda a un campeonato tan tradicional como este", informó en twitter.

"Los partidos serán en Mato Grosso, Río de Janeiro, Brasilia y Goiás. Sin público", especificó, a contramano de lo que, según la prensa local, serían las exigencias de Conmebol: que por lo menos algunos partidos, como la final, tuvieran algo de gente en las tribunas, sobre todo para cumplir con los patrocinadores.

Y un par de horas más tarde el propio presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, oficializó esas sedes a través de un video, en el que expresó que su organismo "estará realizando los juegos con toda la seguridad posible, sin presencia de público y con protocolos sanitarios rígidos. En breve estaremos anunciando los estadios en que serán realizados los partidos".

x
Paladini flotante