ESTREMECEDOR

Blas Cinalli, uno de los rugbiers detenidos por el crimen de Fernando: "Flasheamos, matamos a uno"

El joven se comunicó por WhatsApp minutos después del asesinato a la salida del boliche. "Esperamos a que se vaya la Policía y ahí los recagamos a piñas", confesó.


Este miércoles se dio a conocer la conversación que mantuvo Blas Cinalli, uno de los jóvenes detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa a la salida del boliche en Villa Gesell, con un amigo minutos después del asesinato. El adolescente se comunicó por WhatsApp con su compañero que estaba viajando a la ciudad costera y en ningún momento se mostró compungido por lo ocurrido.

"Nos cagamos a piñas en el boliche. Nos sacaron a todos. Esperamos a que se vaya la Policía y ahí los recagamos a piñas. Dos convulsionaron, a uno lo mandamos al hospital sin signos vitales. Ahora estamos yendo al Mc Donald's a ver qué pasa", escribió Cinalli.

Según pudieron averiguar los investigadores en la pericia que realizaron a los celulares de los implicados, el amigo de Cinalli, destinatario de ese frío mensaje, celebró lo que había contado el rugbier y aseguró: "Son los demoledores". Cinalli respondió su mensaje con una frase que recorrió las redes sociales y medios nacionales: "Amigo, flasheamos. Matamos a uno".

Mostrando una frialdad absoluta, el imputado envió un último mensaje tras la brutal golpiza a Fernando: "Sólo quiero tomar vino y fumar flores".