PREVENCIÓN Y EDUCACIÓN SEXUAL

Bajó el porcentaje de embarazo adolescente en la provincia


Archivo.

El director provincial de Salud Sexual y Reproductiva de la Niñez y Adolescencia, Alberto Simioni, aseguró que disminuyó el porcentaje de niños y niñas nacidos tras embarazos de niñas menores de quince años. En 2016, fueron 239 bebés nacidos en estos casos, la mitad del promedio que venía registrando la provincia en los últimos diez años. Simioni hizo hincapié en la importancia de los centros de salud en casos de atención primaria y secundaria. Es decir: prevención y educación sexual integral por un lado, pero también tratamientos paliativos como la entrega gratuita de métodos anticonceptivos de larga duración.

“En tres años bajamos el porcentaje de bebés nacidos en niñas menores de 15 años. Es una estadística que a nivel nacional está estancada y que nosotros no pudimos modificar de 2003 a 2013. Pero en 2016 ya se vio un cambio positivo”, detalló Simioni en diálogo con Rosario Nuestro. De 2003 a 2013, eran unos 400 los niños y niñas nacidos de madres menores. Aproximadamente, un 0,7 por ciento del total de nacidos. Pero en 2016 ya se registró la mitad: 0,4 por ciento, o un total exacto de 239 niños y niñas.

Pero ni las madres ni los bebés son un número más. Detrás de las estadísticas, hay historias de vida y políticas integrales - o ausencia - de todos los niveles del gobierno, de organizaciones sociales, de profesionales de la salud. Simioni hizo hincapié en eso: para que las estadísticas cambien el foco está puesto en los trabajos de prevención, de educación sexual integral y también de tratamientos paliativos. “La anticoncepción adolescente es un tema complejo porque el derecho a la salud es personalísimo, tanto que no tiene necesidad de representación de un otro. Si un menor llega y pide anticoncepción, y demuestra que es consciente, que está haciendo uso de todas sus facultades, hay que encontrar el mejor método para esa persona. Los profesionales de la salud tienen herramientas, las convenciones por los derechos de los niños, niñas y adolescentes; el secreto profesional, entre otros”, remarcó el funcionario provincial.

La atención secundaria también fue, explicó Simioni, fundamental en la reducción de estas estadísticas. Los métodos anticonceptivos de larga duración como los inyectables son los de más fácil administración y son parte de esas políticas que están impactando positivamente en los casos de embarazo adolescente. Esta semana, el Ministerio de Salud de la provincia compró 78 mil anticonceptivos inyectables. Ya se entregaron 36 mil y se están distribuyendo en toda la provincia.

La anticoncepción inyectable llega desde el estado nacional, aunque en los últimos meses se registró una discontinuidad en la entrega. La compra de la provincia fue para poder cumplir con los ciclos de anticoncepción de las niñas, adolescentes y también adultas. “El método de larga duración no es el prioritario, sino que es un método que ayuda mucho cuando una persona no puede acceder a una programación, a una rutina. Garantiza un mes de anticoncepción. Pero no sólo se usa en adolescentes, sino también en casos de posparto, de abortos espontáneos o situaciones de riesgo. Es un método transitorio, no para toda la vida, pero sí es muy valorado por la población y los equipos de profesionales de los centros de salud y hospitales”, concluyó Simioni.

x
Paladini flotante