DAÑOS TOTALES

Asaltaron e incendiaron una parroquia en Santa Fe

Ocurrió en una iglesia en el barrio Nueva Pompeya. Delincuentes ingresaron a robar el equipamiento de sonido que se utiliza en el altar y también causaron importantes destrozos.

Redacción Rosario Nuestro

domingo 18 de marzo, 2018

Un grupo de desconocidos asaltó e incendió esta madrugada una iglesia en el barrio Nueva Pompeya, de la ciudad de Santa Fe, donde también causó importantes destrozos.

El terrible ataque se produjo en la parroquia Nuestra Señora del Rosario situada Peñaloza al 8200, esquina con French, donde a las 2:30 los vecinos se horrorizaron al observar las columnas de fuego y humo que salían del interior del templo-.

Los delincuentes robaron todo el equipamiento de sonido que se utilizaba en el altar para celebrar misa.

Tras cometer el robo, los intrusos decidieron prender fuego el templo religioso al quemar libros de liturgia, a los que encendieron al armar una fogata, según el diario El Litoral.

El fuego causó daños en muebles de la iglesia, en algunos casos de mucha antigüedad, donde se guardan los cáliz y otros elementos para la misa.

“No lo esperábamos, esta parroquia tardó años en construirse y la destrozaron en cinco minutos”, expresó el párroco, el padre Julián, quien señaló que en el templo se le da de comer a 400 personas.

“Lo que más triste es que no se valora el esfuerzo de la gente del barrio”, expresó en diálogo con la FM Aire de Santa Fe.

“No entendemos el porqué de semejante hecho. La sacristía quedó totalmente destruida como así la sala de los monaguillos. Han quemado los libros de misa, las casullas, las albas, en fin…todo esto provoca mucho dolor”, expresó un hombre llamado Wieslaw, que colabora con el padre Julián, en declaraciones al sitio del diario El Litoral.

Tras la conmoción inicial, decenas de vecinos acudieron a la parroquia para ayudar a volver a ponerla en pie.

“Estamos en una zona donde luchamos mucho por dar asistencia a la gente que más lo necesita. Brindamos comida y también capacitación laboral. Pero bueno… la inseguridad llega a todos lados y esta vez nos tocó a nosotros”, reflexionó el mismo colaborador.

Comentarios