RADIO MITRE ROSARIO

Arroyo anunció la llegada del Potenciar Trabajo a Santa Fe para los próximos días

Lo hizo en diálogo con Radio Mitre Rosario y explicó que le dará la oportunidad a unas 300 mil personas, que hoy cobran subsidios sumarse a obras o unidades productivas  cobrar el equivalente a un salario mínimo vital y móvil.

El ministro Daniel Arroyo.

Santa Fe junto a otras provincias dará el puntapié inicial al programa federal Potenciar Trabajo, con el que el gobierno nacional generará 300 mil puestos de mano e obra intensiva en desarrollos municipales y unidades productivas de la economía social, con el objetivo de "resignificar los planes sociales con trabajo formalizado".

El comienzo del programa en Santa Fe será la semana que viene, informó el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo quien en diálogo con Radio Mitre Rosario quien a la vez los describió como “una reconversión de los planes sociales”.

La idea es que Potenciar Trabajo, una fusión de los programas "Hacemos Futuro" y "Salario Social Complementario", llegue a unos 580 mil trabajadores y trabajadoras, pero en una primera etapa tendrá por objetivo darle "oportunidades" a unas 300 mil personas, que hoy cobran subsidios y que, en caso de sumarse a obras o unidades productivas y trabajen más de 4 horas diarias, podrán cobrar el equivalente a un salario mínimo vital y móvil.

En ese marco, Arroyo puntualizó que estará destinado a lo sectores productivos más afectados como son “la construcción, la producción de alimentos, el textil, la economía del cuidado, las personas que cuidan personas y el reciclado”.

Santa Fe ya se encuentra en su etapa inicial y la propuesta está pensada para quienes cobraban un subsidio, recibían alguna capacitación y, en paralelo, hacían changas por su cuenta. Ahora ese universo de personas "bajó a cero su ingreso" y con Potenciar Trabajo podrán ser parte de una unidad de gestión y de proyectos de pequeña escala para reformar su barrio o sus propias casas.

“Así reconvertimos los planes sociales, armamos un sistema de créditos no bancarios, a tasas bajas para la compra de máquinas, herramientas, insumos, bienes de capital y un ingreso protegido. Todo un esquema de apoyo a la provincia  y a los municipios para poner en marcha esos cinco sectores productivos y una  reconversión de gran parte de los programas sociales de un montón de gente que se quedó sin trabajo”, explicó.