RADIO MITRE ROSARIO

Argentina, en plena pandemia y en default: "El conflicto entre economía y salud existe, la magnitud depende de las medidas tomadas"

Claves para entender la economía del presente y el futuro, según el reconocido analista Juan Carlos de Pablo.


La tensión por la deuda en Argentina atraviesa horas críticas. En plena pandemia por el coronavirus, el país entró este vienes en default técnico luego de no haber pagado un nuevo vencimiento a los acreedores. A eso se suma que, pese a la parálisis de la actividad, la inflación crece junto con los subsidios otorgados por el Gobierno, mientras la recaudación cae. Las empresas, si bien, de a poco se reabren, ven aumentar sus costos.

En este escenario de incertidumbre reaparece el antagonismo entre salud y economía. Para el reconocido economista, Juan Carlos de Pablo, "El conflicto entre economía y salud es objetivo, la magnitud depende de las medidas que se tomen". Sobre el complejo panorama nacional, se extendió el especialista durante una entrevista al aire del programa No Va Más, que se emite por Radio Mitre Rosario. 

De Pablo se refirió a la declaración de default técnico, que tuvo como correlato la del presidente Alberto Fernández, quien intentó echar paños fríos desde Santiago del Estero, donde viajó por primera vez desde que dispuso la cuarentena, y afirmó "estamos en default hace cinco meses". "Argentina está en una negociación; ayer no pagó y nadie esperaba que lo hiciera. La negociación continúa. En una negociación siempre se esgrimen calificativos de un lado y del otro", aseguró el reconocido columnista en diálogo con los periodistas Andrés Cánepa y Marcos Cicchirillo. 

Por otra parte, puntualizó en el anuncio de una nueva prórroga del aislamiento de este sábado. "Lo que va a anunciar el presidente de la extensión de la cuarentena no tiene prácticamente ninguna importancia. Acá la clave es el grado de flexibilización que va a tener la cuarentena por derecha y por izquierda", analizó. En ese sentido, explicó que "si existe un planteo muy rígido desde el punto de vista de las cosas que se autorizan y del modo en que se autorizan, más gente va a establecer sus posiciones".

Al respecto, ejemplificó con lo que sucede en Mar del Plata donde los comerciantes quieren volver a trabajar, el intendente está de acuerdo pero envió el protocolo a la Provincia de Buenos Aires y esa instancia del Estado no aprueba la rehabilitación. De este modo, enfatizó en el carácter burocrático de las etapas que deben atravesar los distintos rubros para retornar a la actividad. "Si cada uno de los comerciantes para flexibilizar tiene que mandar una carta al intendente, el intendente al gobernador y el gobernador junta todos los papeles y va a la Casa Rosada para que decida caso por caso, me parece una locura", lanzó.

Tras ser consultado por la situación de Paraguay, donde los gastronómicos avanzaron por su cuenta en la flexibilización, en un evidente desafío a las autoridades, de Pablo, no dudó. "En Argentina ya está ocurriendo, como era de esperar, sólo que a algunas empresas les resulta más fácil que a otras. Obviamente, los shoppings no vana a abrir porque cualquiera se va a dar cuenta que están en off side. Por supuesto que no voy a hacer apología del delito. Es una observación fáctica".

Los subsidios, el aumento de emisión de dinero y la inflación

Durante la cuarentena, numerosos sectores sociales reciben subsidios por parte del Gobierno, como un modo de paliar los devastadores efectos económicos de pandemia. Para otorgar esa ayuda, se emite más dinero, una maniobra en la que de Pablo se detuvo durante la charla.

"El gobierno está emitiendo efectivo por razones concretas. Está emitiendo más y junto con eso la recaudación se desplomó. Entre abril de 2019 y abril de 2020, la recaudación de IVA  cayó en pesos con una tasa de inflación del 44 por ciento, entonces, naturalmente, tenés que emitir", subrayó. En ese sentido, destacó que "en el cortísimo plazo el efectivo tiene un atractivo porque no sabés cuánto va a durar, qué te va a pasar". Sin embargo aclaró: "En la medida que esto se vaya normalizando nos vamos a encontrar con que tenemos muchos pesos y pocos dólares. Moraleja: vamos a salir a comprar, con lo cual va a haber una reactivación de la economía- algo evidente, según su perspectiva, con semejante desplome-, pero también va a haber un aumento de precios. La combinación entre uno y otro sólo Dios la sabe".

En cuanto al último índice de la inflación, que según el Indec fue del 9,1 por ciento pese a la parálisis de la actividad, el especialista consideró que "hay un problema metodológico serio" y se preguntó: ¿Qué precio le pusieron a los libros si las librerías están cerradas?, ¿Qué precio le pusieron a las entradas al cine si los cines también lo están?". Asimismo, remarcó que es preciso tener en cuenta que "los costos están subiendo".

"En Argentina no se está produciendo a costo constante, los costos están subiendo", insistió de Pablo y se explayó: "Cuando el Gobierno le dice a un empresario que puede reabrir la fábrica pero su gente no puede usar el transporte público sino mandar una combi, los costos suben. Ahora, si los costos suben y los precios están congelados lo que se hace es generar desabastecimiento".

"Hay que decirle al presidente 'me parece muy bien que en salud privilegie minimizar la cantidad de muertos ahora, en economía, privilegie el abastecimiento'. El conflicto entre economía y salud es objetivo, la cuantía del conflicto depende de las medidas económicas que se tomen. Hay medidas que son razonables y otras una barbaridad, como la de la diputada Vallejos de estatizar empresas", concluyó el prestigioso economista.