central modelo 2020

Antes de irse de vacaciones, Cocca le hizo pedidos concretos a los dirigentes

El DT quiere retener a Barbieri y Molina, como así también reforzar en el sector izquierdo del mediocampo con dos candidatos: Cueva y Centurión.


Finalizó la primera parte de la ardua temporada que Central está transitando en su lucha por permanecer en la categoría, pero para revalidar lo muy bueno hecho en el último mes de competencia, en 2020 tendrá que afrontar siete encuentros de Superliga y los 11 de la Copa de Superliga. Es decir, habrá otros 54 puntos en juego que servirán para seguir engrosando el promedio y eso indefectiblemente lo llevará a objetivos más ambiciosos.

Por lo tanto, el entrenador canalla, Diego Cocca, pretende seguir contando con un plantel competitivo y en la tarde de este lunes se reunió con los dirigentes y les hizo pedidos bien específicos para este mercado de pases que acaba de abrirse y cerrará a fines de enero. Las prioridades son retener a Miguel Barbieri y Nahuel Molina, cuyos préstamos finalizan el 31 de diciembre.

En cuanto al zaguero que pertenece a Racing, la intención de los directivos auriazules parece distar mucho de sus pares académicos. Mientras unos buscan extender la cesión, del otro lado pretenden venderlo. Más allá que tiene opción de compra de 1,5 millones de dólares, con la economía actual del club de Arroyito resulta inviable, al menos hasta que no haya una venta importante.

Con respecto al lateral derecho, cuyo pase es de Boca, todo dependerá de lo que decida el nuevo entrenador del Xeneize. El candidato principal a reemplazar a Gustavo Alfaro es Miguel Ángel Russo y una vez que esto sea confirmado, una de las decisiones será sobre si tiene o no en cuenta a Molina. De suceder esto último, el camino para extender el préstamo quedará mucho más allanado que la difícil negociación por Barbieri.

¿Qué pidió Cocca como refuerzos?

Ante la segura partida de Matías Caruzzo (le quedan apenas seis meses de contrato), la zaga quedará diezmada con Diego Novaretti y el juvenil Facundo Almada, por lo que se buscará en el mercado de pases un nombre para reemplazar la alternativa que representa el ex San Lorenzo, mientras que si no sigue Barbieri, es muy probable que sean dos los hombres que podrían sumarse en defensa.

El otro puesto a reforzar según lo que el técnico le pidió a los dirigentes es el de un volante ofensivo que pueda actuar por la banda izquierda. Hay dos nombres concretos: Ricardo Centurión, que no continuará en San Luis de México y también pertenece a Racing, y el peruano Christian Cueva, que tuvo escasa cantidad de minutos en el Santos de Jorge Sampaoli. En ambos casos, la principal traba es el alto salario de los jugadores.

El Colo es el apuntado a vender y el Toro también podría emigrar

Desde hace varias semanas que el nombre de Leonardo Gil está en el foco de la atención por su posible transferencia durante este verano. Desde la noticia que emisarios del Bolonia de Italia lo vieron contra River, pasando por el interés del Santos de Brasil y el Tijuana de México, entre otros sondeos, todo indica que el mediocampista canalla dejará el club y es lo que espera la tesorería para equilibrar la flaca economía.

A su vez, otro que podría partir es Fernando Zampedri, que ya está recuperado y apunta a iniciar la pretemporada de la mejor manera. Pese a su inactividad de más de seis meses, el Colo Colo de Chile posó los ojos en él y si realizan una oferta que seduzca, Central lo negociaría. Cabe destacar que la posición de centrodelantero quedará poblada con el regreso de Marco Ruben (que de mínima cumplirá su contrato hasta junio de 2020), sumado a Claudio Riaño y Sebastián Ribas, que están en el plantel con idénticos vínculos en cuanto a duración que el referente que vuelve de Athletico Paranaense.

Otras cuatro bajas ya están confirmadas

El pasado viernes, Néstor Ortigoza se despidió de los hinchas en su cuenta de Instagram, es que desde hace mucho tiempo se sabe que no renovará el contrato que expira el 31 de diciembre ya que no es para nada tenido en cuenta por Cocca, con quien además no tuvo la mejor relación. Una de las posibilidades es que retorne a San Lorenzo.

Por otra parte, otros dos cuyos vínculos vencen a fin de año y no seguirán son Oscar Cabezas, que se quedó en el club únicamente mientras se recuperaba de su lesión ligamentaria y volverá a Patriotas Boyacá, mientras que Agustín Allione, a quien una operación de rodilla le hizo perder terreno más allá que en la actual Superliga sumó 58 minutos divididos en sus ingresos en cinco partidos, retornará a Palmeiras. Además, Jonás Aguirre rescindió el contrato que vencía el 30 de junio de 2020.

x
Paladini flotante