El Papa en Chile

Ante una multitud, Francisco pidió perdón sobre los abusos

En una homilía basada sobre las bienaventuranzas, resaltó además el rol de "aquellos que se esfuerzan por no sembrar división".

Redacción Rosario Nuestro

martes 16 de enero, 2018

El papa Francisco animó a unos 400.000 fieles en el Parque O’Higgins de Santiago a “que el espíritu de la reconciliación gane espacio entre nosotros” y los convocó a “construir la paz”, en su primera misa en Chile, a donde arribó el lunes para una visita de cuatro días. También expresó su “dolor y vergüenza” por los abusos a menores de parte de curas y pidió “que no se vuelva a repetir el daño irreparable” que provocaron miembros de la Iglesia a niños de ese país, en las primeras palabras sobre casos de pedofilia en el país trasandino que brinda desde que asumió como Obispo de Roma.

 “Aquí no puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia”, planteó el pontífice en el primer discurso de su gira, en el Palacio de la Moneda, ante la presidenta Michelle Bachelet y el mandatario electo Sebastián Piñera, que asumirá el próximo 11 de marzo.

El Papa aseguró sobre los abusos a menores denunciados en Chile: “Me quiero unir a mis hermanos en el episcopado, ya que es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, al mismo tiempo que hemos de empeñarnos para que no se vuelva a repetir”, tras lo cual fue aplaudido por las 700 personas que lo escuchaban.

En un día declarado feriado en la capital de Chile para facilitar el movimiento de las miles de personas que iniciaron su ingreso al segundo parque más grande de la ciudad desde las 2 de la mañana, Jorge Bergoglio destacó a “aquellos que son capaces de ensuciarse las manos y trabajar para que otros vivan en paz”.

En una homilía basada sobre las bienaventuranzas, a la que él mismo había calificado como su “programa de acción” en un encuentro en Brasil con jóvenes argentinos en 2013, el Papa resaltó además el rol de “aquellos que se esfuerzan por no sembrar división”.

“Frente a la resignación que como un murmullo grosero socava nuestros lazos vitales y nos divide, Jesús nos dice bienaventurados los que se comprometen por la reconciliación”, planteó el pontífice en su primera celebración eucarística.

El Parque O’Higgins, punto de encuentro de los fieles

Desde las dos de la madrugada, unas 400.000 personas, la mayoría chilenos, colmaron el predio del Parque O’Higgins, en la ciudad de Santiago, para participar de la primera de las tres misas que el papa Francisco oficiará esta semana en Chile en su gira Latinoamericana que también lo llevará a Perú el jueves próximo.

“Francisco amigo” cantaban los fieles desde temprano, quienes debieron ingresar al parque dividido por turnos. “Chile más que nunca necesita tu esperanza, fruto de este encuentro brota una nueva alianza”, corearon.
“Se espera que su mensaje nos cale hondo”, auguraban los animadores desde el palco, previo a la celebración de la eucaristía.

Ayer, mientras llegaba a Santiago, Bergoglio, quien vivió en el país durante la década del 60′, contó que recordaba “mucho la solidaridad de los chilenos”.

Durante una mañana que comenzó fresca y se fue calentando de a poco, el parque se colmó de religiosos, voluntarios, santiaguinos y visitantes, muchos de ellos argentinos aunque en un número mucho menor a lo esperado.

“Estamos anhelantes y su mensaje tiene que ver con el lema de este encuentro, ‘les traigo la paz’, porque hace falta paz en todos los corazones , hace falta paz en las familias y en nuestros pueblos de Chile y Argentina”, dijo a Télam el padre Alfonso Pavón, quien viajó con un grupo de fieles de la agrupación ‘Hermanitas de los pobres’ de Neuquén.

Fuente: Telam

Comentarios