El director de la película de Roberto sánchez

“América tiene solamente dos ídolos: Elvis Presley y Sandro”

Miguel Mato dialogó con Alejandro Muraca para el programa "Arriba el sábado" que se emite por Radio Mitre Rosario.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 7 de mayo, 2018

8 años sin Sandro.

Foto: Archivo.

A ocho años de su fallecimiento, la serie Sandro de América que se emitió por Telefe, reavivó el furor por uno de los ídolos populares más trascendentes del paisaje del espectáculo. Pero la vida del Gitano, trascendió las fronteras de la televisión y llegó a la pantalla grande de la mano de Miguel Mato, director de la película Yo Sandro que este jueves vio la luz de las salas nacionales.  Con la adrenalina posterior al estreno, el realizador dialogó con el periodista Alejandro Muraca para el programa Arriba el sábado que se emite por Radio Mitre Rosario.

En el marco de la entrevista, Mato contó el proceso creativo del film y aseguró que fue hecho con material totalmente inédito de la vida del artista. “Es la voz de él la que te va llevando a lo largo de todo el relato. La única voz es la de él salvo por dos intervenciones del Puma Rodríguez y de una cantante puertorriqueña”, indicó y explicó que la obra cuenta la vida del cantante “desde el Sandro pibe hasta que se convierte en Sandro de América”.

La realización de la obra demandó una rigurosa recolección de información, además del rodaje y la postproducción. El creador resaltó que en total el proyecto tardó cuatro años y medio en concretarse y reveló que “incluye super 8 filmados por el propio Roberto”. Por otra parte, anunció que en comparación con otras de sus realizaciones de contenido más político “esta es una película de descanso” y rescató: “Sandro es un ícono. América tiene solamente dos ídolos: Presley y Sandro”.

En cuanto al acceso al material, Mato remarcó la generosidad de la última esposa de Roberto Sánchez. “Olga fue muy generosa. Me abrió las puertas de su casa y me permitió acceder al archivo personal de Roberto: fotografías de fans, notas periodísticas y mucho material filmado que no sabíamos qué era y que estaba en muy mal estado por lo que lo empezamos a rescatar”.

Por último, el director puntualizó en la famosa presentación del Gitano en el Madison Square Garden de Nueva York y reveló que las imágenes de ese show “no existen”. A su vez, contó que “ese día se hizo la primera transmisión radiofónica para toda Latinoamérica con la voz de Cacho Fontana”.

Con todo,  Yo Sandro, aparece como una expresión artística más para conocer la historia de uno de los ídolos populares del país que supo resguardar su intimidad tras los muros de la mansión del barrio porteño de Banfield, donde transcurrió gran parte de su vida. Una vida marcada por el profesionalismo, el agradecimiento a su público y el misterio.

 

Comentarios