COMO LE PASÓ A ITALIA Y ESPAÑA

Alemania, otra víctima de la maldición de los campeones del mundo


Pavada de dato: por tercer Mundial consecutivo, el vigente campeón se queda afuera en primera ronda. En este caso le tocó Alemania, tras caer sorpresivamente 2-0 contra Corea del Sur. Anteriormente sucedió con España e Italia.

Los teutones atravesaron una fase inicial compleja desde el inicio cuando perdieron 1-0 frente a México, pero en la última jugada del segundo partido un golazo de Toni Kroos hizo que dieran vuelta el marcador ante Suecia para imponerse 2-1 y daba la sensación que estaban nuevamente de pie para dar batalla hasta el final, como habitualmente ocurre.

Sin embargo, el elenco asiático les dio otro mazazo con dos tantos que llegaron sobre el final del encuentro cuando los actuales campeones del mundo lo intentaron durante todo el cotejo pero sin ideas, mientras que Corea dilapidó varios contragolpes por malas resoluciones hasta que pudo concretar los dos golpes que dejaron knock out a un gigante.

El primero de la trilogía fue Italia

Tras conseguir su cuarto título mundial en Alemania 2006, la Azzurra decepcionó en Sudáfrica 2010. Formó parte del Grupo F y no pudo ganar ningún partido, igualó 1-1 frente a Paraguay y Nueva Zelanda, mientras que en la jornada decisiva, cuando necesitaba la victoria, perdió 3-2 frente a Eslovaquía, debutante en esa Copa del Mundo, y se despidió anticipadamente.

España recibió un mazazo de entrada y se fue muy rápido de Brasil

La "Roja" había conseguido su primer Mundial en suelo sudafricano y llegaba al certamen de 2014 con la expectativa de sumar a un ciclo hiper exitoso en el que además se consiguieron las Eurocopas de 2008 y 2012, un título más. Holanda goleó al elenco ibérico 5-1 en el debut y el golpe definitivo se lo dio la Chile de Jorge Sampaoli con su triunfo 2-0. Para la anécdota quedó la victoria 3-0 sobre Australia, ya que las valijas estaban hechas hace rato.

A Francia le pasó hace 16 años

Los Galos llegaron como los campeones del mundo del certamen que organizaron en 1998, pero cuando debieron revalidar el título en Corea-Japón 2002 nada fue como se esperaba: desde el estreno fallido con la caída 1-0 ante el debutante Senegal, pasando por un empate 0-0 contra Uruguay hasta la caída frente a Dinamarca 2-0 que decretó la tempranera y triste despedida para los franceses.

x
Paladini flotante