Crítica de cine

Acusada

Por Leo Regoli

viernes 14 de septiembre, 2018

Argentina 2018 – 114 min – Drama / Thriller
Dirección: Gonzalo Tobal Elenco: Lali Espósito, Leonardo Sbaraglia, Gael García Bernal, Inés Estévez, Gerardo Romano, Daniel Fanego.
Crítica: Regular

“Acusada” cuenta la historia de Dolores Dreier (Lali Espósito) quien es vinculada al asesinato de su mejor amiga después de una fiesta adolescente. Proveniente de una familia acomodada, católica y con padres dispuestos a todo por su inocencia, la película va mostrando la preparación y el día a día del camino que implica un juicio. De esto se trata un poco el film. Es más un drama anclado en el lapso que vive una familia caída en desgracia ante la tragedia que un thriller donde la entramada conduce a un final inesperado. Ni siquiera la traición esta demasiado explotada.

Con actuaciones muy logradas de Leonardo Sbaraglia e Inés Estevez, como los padres de familia, y una excelente performance de Daniel Fanego en el rol del abogado defensor, el director nos va mostrando escenas del tenso, estresante y extenuante proceso de la justicia Argentina para llegar a un veredicto. Gerardo Romano, con un escueto papel, le da forma a un fiscal sagaz y de interesante composición. Pero la película, casi en su totalidad, esta centrada en la figura de Lali Espósito quien por momentos nos logra convencer con su interpretación pero en otros queda demasiado expuesta, como incómoda con la situación.

Tampoco ayuda la historia, básica y sin sorpresas, ni la imagen. De hecho, muchas veces nos quedamos con las ganas de una elaboración más acabada de las escenas ya que la disparidad es evidente. En favor de la película debo reconocer que nos presenta un mundo actual, donde las relaciones adolescentes tienen un nuevo concepto y dentro de la trama es clave entederlo. Pero es muy poco solo eso. Otra de las intenciones es mostrar la exposición de los protagonistas y el rol de los medios en este tipo de casos pero ni siquiera eso llega a tener un desarrollo demasiado estricto y contundente.

En resumen, no hay ni una gran historia de suspenso con giros sorpresivos, ni tampoco un drama demasiado profundo, ni una película de tribunales con diálogos memorables. Tampoco el espectador tiene demasiados argumentos para ser partícipe y tomar postura, ya que solo cuenta con elipsis incompletas hacia el pasado donde nada se devela ni tampoco una exposición contundente de pruebas. Solo pequeñas dosis de datos e indicios que marcarían o no la culpabilidad de la acusada. Lo cual hace que por momentos uno desee que todo termine de una buena vez.

Comentarios