Opinión

Aclarando el panorama

martes 9 de octubre, 2018

En la provincia se van  despejando las dudas que se tenían y prácticamente podemos hablar con seguridad de los futuros candidatos a gobernador. Internas fuertes en todos los frentes para potenciar al que gane en cada espacio, volver a las bases conocidas y nacionalización de las elecciones parecen ser algunos factores a analizar. El peronismo, el radicalismo, el PRO y el socialismo ya tienen a sus candidatos.

Federico Angelini picó en punta y es el primer confirmado dentro de Cambiemos. El armador y Presidente del PRO en la provincia ya le contó a los suyos que va a competir en la contienda a gobernador en 2019 y parece tener el aval del territorio para serlo. En algún momento se barajó la posibilidad de que por el partido del Presidente de la Nación se presente Luciano Laspina, hoy casi descartado ante los embates económicos que sufre la sociedad y su relación estrecha con ese sector del gobierno.

Angelini fue dos veces diputado provincial y desde su banca supo construir una estructura anclada en la ciudad de Rosario pero que fue penetrando en el interior de la provincia. Jugó su pellejo en dos elecciones yendo en contra de lo que pretendían desde la Capital Federal y al salir victorioso en ambas internas se ganó el respeto de sus  superiores, pasando a ser una herramienta fundamental. Parece que el premio será representar al PRO en la bota santafesina.

La interna es segura: José Corral va a ser la figura del radicalismo que enfrente al PRO en la interna de Cambiemos. El intendente de la Capital santafesina tiene todo listo, hasta su discurso, para salir a caminar los pueblos de la provincia y sobre todo levantar su nivel de conocimiento en la ciudad de Rosario. Una interna fuerte para elegir al que llevará la marca del Presidente en Santa Fe.

El peronismo tiene una fórmula definida. Omar Perotti encabezará la candidatura a gobernador y lo acompañará como vice la actual diputada nacional Alejandra Rodenas. Tienen el apoyo de la estructura del Partido Justicialista, de los gremios, de los senadores y parece del electorado afín. Se complementan, según los analistas y los armadores, y pueden ser una alternativa fuerte para el plebiscito provincial.

La única duda que aparece en el sector es la duda de cada elección, ¿qué va a hacer María Eugenia Bielsa? Parece haber un hartazgo en el justicialismo esperando lo que nunca sucede, aunque puede ser que esta vez sea un poco más clara la cuestión. El espacio “Diálogos Abiertos” en el que confluyen fuerzas de centro izquierda en conjunto con el peronismo parece encontrar en la dirigente una figura de consenso para dar la pelea a nivel provincial. Y ahí surge otra duda, ¿por adentro de la interna  del PJ o por afuera?

Por último, el Partido Socialista define pronto que Antonio Bonfatti sea el que los represente en 2019. El aval del ex gobernador parece ser total, aunque no se descarta una interna radical “frentista”. Bonfatti fue el diputado provincial más votado de la historia después de una gobernación tormentosa que hasta tuvo balazos a su vivienda en Rosario. Y después de eso se refugió como Presidente de la Cámara desde donde hasta hoy construye su futuro político.

La interna podría ser algún sector vinculado a la actual gestión de Miguel Lifschitz. Se menciona en los pasillos de gobernación a la figura de Maximiliano Pullaro, aunque si así fuera debería dejar pronto la cartera de Seguridad. Es un ministerio muy complejo y no se puede exponer a su conductor con una candidatura por la sensibilidad que puede producir.

Se van despejando las nubes y todos los candidatos se prueban el saco. Hay que esperar un poco más hasta el cierre de principios de febrero.

Comentarios