GRAVE CASO

Abuso sexual en la línea 132: el crudo testimonio de una pesadilla a bordo

La fiscal que investiga el caso, Nora Marull, dio escalofriantes relatos sobre las acciones que realizó el chofer contra la pasajera de 19 años. La víctima permanece en estado de shock.


La fiscal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexal, Nora Marull, brindó este viernes una conferencia de prensa para dar detalles sobre el caso de abuso sexual contra un pasajera de 19 años por parte de un chofer de la línea 132. El hecho ocurrió el pasado 15 de enero, este miércoles detuvieron al implicado y el jueves le dictaron prisión preventiva efectiva.

Según relatos de Fiscalía, el hombre se subió a la unidad para iniciar el recorrido y la única pasajera que lo esperaba era una chica de 19 años. "Le dijo a la víctima que se siente adelante porque atrás pueden subir y robar", detalló Marull.

"En un momento dado apaga las luces internas del colectivo, hace el recorrido normal sin levantar gente, le empieza decir cosas a la chica, luego se abalanza y comienza a hacer una serie de acciones para abusar con acceso carnal. Se baja los pantalones y ropa interior y no logra su cometido. Luego realizó una segunda parada y la abordó queriéndole sacar la calza y por último realiza una tercera parada, estaciona en un lugar oscuro debajo de un árbol, arremete contra la chica en la zona de discapacitados del colectivo y entonces ahí realizó acciones que van mucho más allá de un abuso simple y son gravemente ultrajantes", relató.

Frenó el colectivo, cerró las puertas y abusó sexualmente de una pasajera: seguirá detenido el chofer de la línea 132

Tras atacarla, el agresor sexual arrancó el colectivo, prendió las luces y retomó con el recorrido empezando a subir pasajeros sin dejar que la víctima se baje. La chica fue obligada a permanecer en la unidad mientras rompía en llanto por lo que había pasado: "Ella se quiere ir y le dice "te quedas ahí" y cuando ya había bastante gente recién ahí se baja", explicó la fiscal.

El chofer fue imputado por el delito de tentativa de abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual gravemente ultrajante en concurso real. El reconocimiento por parte de la víctima fue clave para imputarlo, sin embargo, la fiscal dijo que cuando la joven tuvo que hacerlo fue muy impactante: "Tuvo una crisis de nervios y llanto. Temblaba prácticamente y casi que no pudo firmar el acta".