radio mitre

“A este hombre no le importan los demás”: el guardia de seguridad golpeado por un vecino habló de su estado de salud

Gustavo Granucci confiesa que no perdona a Miguel Ángel Paz, el personal trainer que lo golpeó salvajemente en la garita de un edificio de Vicente Lopez.


Las imágenes de Miguel Ángel Paz pegándole salvajemente a Gustavo Granucci, guardia de seguridad, recorrieron el mundo: el personal trainer había llegado del exterior y no quería cumplir la cuarentena.

Como tampoco recibió de buena manera la orden del guardia de seguridad, le pegó varias trompadas en su garita del edificio de Vicente López.

“No estás cumpliendo el protocolo de sanidad, tomátela de acá. ¡Salí de la guardia!”, le gritaba una y otra vez al agresor. Ahora, por este conflicto, Granucci está en cuarentena y no sabe si tiene coronavirus.

“Todavía me levanto mareado”, contó este hombre en diálogo con Clarín. Él actualmente se encuentra en su cama, recuperándose, con el tabique roto, cortes en la nuca y la espalda llena de moretones.

Recuerda que cuando Paz volvió con las valijas de Estados Unidos él se le acercó y le dijo que debía resguardarse: “Le avisé, me miró y sonrió. No dijo nada. Le volví a decir que no podía y siguió. Con el encargado llamamos al 911 y al 107 pero no nos dieron bolilla. Nadie vino”.

El sábado pasado fue la brutal golpiza, después de que el agresor lo amenazó por teléfono: “A los golpes se metió en la guardia y el desenlace fue lo que todos vieron en el video”.

Pese a las disculpas públicas que difundió Paz, quien se encuentra con prisión domiciliaria imputado en una causa por lesiones y amenazas, Granucci no lo perdona: “No acepto sus disculpas. No las creo. A este hombre no le importan los demás. Cuando se decreta algo de salud tenemos que tirar todos para el mismo lado. Yo te estoy cuidando a vos y vos a mí. La salud es lo primero, después sigue lo demás. Sin salud no somos nada”.

 

x
Paladini flotante