7 beneficios del Pole Dance

Se trata de una variante para aquellas mujeres que nos les gusta ir al gimnasio. Entre otras ventajas desarrolla la coordinación del cuerpo, la fuerza y la flexibilidad.

Por Gimena Rubolino

jueves 16 de agosto, 2018

El Pole Dance es un arte que combina danza, gimnasia y acrobacia alrededor de una barra vertical. Especialistas en esta disciplina explican que tiene sus orígenes en el uso de Mallkhamb (tubo gimnástico originario de la India) o el Mallastambha (pilar gimnástico) y el palo Chino. Estos instrumentos se utilizan desde hace aproximadamente 250 años para practicar yoga utilizando una cuerda o un palo de madera para aumentar la fuerza y el volumen muscular.

En la década de los años treinta, durante la Gran Depresión norteamericana, se organizaban ferias ambulantes que viajaban de ciudad en ciudad para entretener a la población. Alrededor de la carpa principal se instalaban otras de menor tamaño para presentar diferentes espectáculos al mismo tiempo. En una de las carpas había un espectáculo de bailarinas eróticas que utilizaban un pequeño escenario para bailar de forma sugestiva. Debido al reducido espacio, las bailarinas se acercaban al tubo que sostenía la carpa y lo usaban como instrumento para bailar. Con el paso de los años se trasladó de las carpas a los bares como espectáculo burles hasta que fue más aceptado en los años cincuenta.

Durante treinta años, de la década de los años cincuenta, hasta los ochenta, el tema de pole dancing pasó desapercibido hasta que se retomó esta actividad en los bares de striptease en Canadá y Estados Unidos. Sin embargo, no fue sino hasta la década de los años noventa que la canadiense Fawnia Monday transformó el pole dancing en un uso cotidiano para ejercitar el cuerpo de cualquier mujer.

Es una combinación de movimientos de danza, yoga, pilates y streching alrededor de un tubo metálico, por lo que la constancia y la concentración son las claves para aprender la técnica y adquirir fuerza.

En cada sesión se realizan movimientos de calentamiento y ejercicios de piso para trabajar la flexibilidad y posturas. Posteriormente, se utiliza el tubo para fortalecer músculos y hacer algunos bailes hasta que al final se llevan a cabo ejercicios de enfriamiento.

Sus beneficios principales:

Coordinación. Dado que el pole dance contempla movimientos de yoga, danza aérea, gimnasia y baile se necesita mucha coordinación para realizar las rutinas y no lastimarse. En cada clase se arma una nueva rutina, por lo que el cerebro también trabaja en cada sesión.

Sensualidad. Sus rutinas invitan a mover el cuerpo en forma sensual, por lo que se eleva la autoestima. Además, el hecho de lograr nuevas acrobacias, mientras se define la figura  ayuda a elevar la seguridad individual.

Fuerza. Este tipo de ejercicio requiere mucha fuerza en brazos y piernas, pero para realizar los distintos movimientos también es importante el trabajo en abdomen y glúteos, por lo que con sus rutinas se tonifica todo el cuerpo y se define la figura.

Elimina toxinas y calorías. El pole dance acelera el metabolismo y ayuda a eliminar toxinas. Por si fuera poco, con cada sesión de una hora se queman entre 300 y 500 calorías, dependiendo de la intensidad de la rutina.

Flexibilidad. Dado que consiste en una serie de acrobacias en las que se soporta el propio peso, las rutinas promueven la flexibilidad y elongación de todas las partes del cuerpo.

Estrés. Estimula la producción de endorfinas, por lo que se reduce el estrés y la fatiga.

Corazón. Al ser un ejercicio aeróbico, el pole dance incrementa la capacidad cardiaca y pulmonar, mejora la circulación y reduce el riesgo de padecer enfermedades coronarias. Además, refuerza el sistema inmunológico e incrementa la energía.

Comentarios